España | País Vasco | Política

El Gobierno vasco duplica los testimonios de víctimas en las aulas sobre el terrorismo de ETA

Lo hace tras las críticas de las asociaciones y partidos ante la propuesta inicial que tildaron de "equidistante" y 'blanqueadora' de la banda. También incluye testimonios de víctimas del GAL y la violencia policial.

EP

El Gobierno vasco ha modificado la unidad didáctica que sobre la violencia en el periodo 1960-2018 quiere impartir en los centros educativos vascos. Insertada dentro de la asignatura de Historia, o bien en materias relacionadas con la Ética o la Filosofía, la unidad, denominada ‘Herenegun!’ (Anteayer) había suscitado numerosas críticas por parte de asociaciones de víctimas y partidos políticos, incluido el PSE –socio de gobierno del PNV- por considera que incurría en cierta equidistancia y ‘blanqueamiento’ ante la violencia de ETA. Las principales críticas se fijaban en el contenido de los cinco vídeos que incorpora la materia y que fueron elaborados a partir de material extraído de programas emitidos por ETB. Ahora el Ejecutivo de Iñigo Urkullu ha decidido duplicar el número de testimonios de víctimas de ETA y matizar gran parte del contenido. La primera propuesta incluía seis testimonios de ex miembros de ETA y seis de víctimas del terrorismo, ninguna de ellas perteneciente a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado

Con las más de una treintena de modificaciones aplicadas, de los 25 testimonios de víctimas incluidos, un total de 16 son de víctimas de la banda terrorista, nueve más de los inicialmente previstos. Entre ellos se han incluido los de varios familiares de guardias civiles asesinados por ETA, familiares de políticos del PSE y el PP a los que mató la organización terrorista y de heridos civiles a consecuencia de atentados cometidos por ETA. Entre las víctimas que participan en la unidad didáctica figuran la hija de Fernando Buesa, Sara Buesa, la hija del miembro del PSE, Isaías Carrasco, Sandra Carrasco, la hija de Juan Carlos García Goena –asesinado por los GAL-, Maider García o los testimonios del exdirigente de la izquierda abertzale, Hasier Arraiz o el presidente del PP en Guipúzcoa, Borja Sémper.

La unidad didáctica se impartirá en 4º de la ESO y 2º de Bachillerato de forma piloto este curso

En la lista de testimonios que escucharán los alumnos de 4º de la ESO y de 2º de Bachillerato también se incluyen las de dos víctimas de los GAL, dos víctimas de la violencia policial, el testimonio de un denunciante de malos tratos por el llamado ‘caso Egunkaria’ y el de tres víctimas de los altercados ocurridos en Vitoria el 3 de marzo de 1976 durante un enfrentamiento entre la policía y un grupo de trabajadores en huelga concentrados en una iglesia y en el que fallecieron cinco personas.

Vídeos modificados

Las duras críticas que recibió la unidad didáctica -elaborada por los expertos Juan Pablo Fusi, Mariano Ferrer y Mari Carmen Garmendia- se centraron en el modo en el que se presentaba a los estudiantes la aparición y la historia del terrorismo y la violencia en su conjunto en las últimas seis décadas. Una veintena de asociaciones de víctimas emitió un comunicado en el que denunciaba lo que consideraba que era un intento por «blanquear» a ETA situando y justificando su nacimiento dentro de «un conflicto» como reacción al franquismo. El distinto tratamiento que se hacía entre el periodo de ETA durante la dictadura y durante el periodo democrático también fue rechazado duramente.

Tras abrir un periodo de alegaciones y acceder a modificar su contenido, el Gobierno vasco ha incluido cambios en los cinco vídeos de alrededor de 22 minutos que incluye la unidad. En ellos se han suprimido, por ejemplo, las referencias a personas asesinadas por ETA acusadas de ser traficantes de droga, las imágenes de encapuchados de la banda terrorista y se añaden las referencias a la extorsión a los empresarios o la amenaza a proyectos como la Autovía de Leizarán.

En total se recibieron 17 alegaciones en las que se cuestionaba, bien en su totalidad o bien parcialmente, su contenido. Las críticas hicieron que el Gobierno aplazara la puesta en marcha de ‘Herenegun!’ un curso. De forma piloto, está previsto que este año pueda comenzar a implantarse de forma experimental en cuatro centros educativos que ya hubieran desarrollado el programa de testimonio de víctimas ‘Adi-adian’ y en otros cuatro que no lo hubieran hecho. Tras su evaluación se estudiaría la extensión al conjunto del sistema educativo vasco el próximo curso escolar.

Se han suprimido afirmaciones que pudieran interpretarse como de «legitimación del terrorismo»

A lo largo de su contenido se hace un repaso década a década de la violencia de ETA, así como de los fenómenos violentos que le acompañaron, como el GAL o la actuación policial. El Ejecutivo considera que ha logrado un alto grado de consenso con las modificaciones. Los cambios han consistido en aspectos como el refuerzo editorial que se ha aplicado al comienzo de cada vídeo, así como el incremento de testimonios. También se han suprimido algunas de las escenas del material audiovisual o se han aportado otras referencias. Han sido eliminadas las afirmaciones más cuestionadas que “pudieran alentar el odio o la exclusión” o que se pudieran interpretar como “teorías de legitimación del terrorismo”. Fue precisamente ésta una de las cuestiones más criticada, la percepción de que la aparición de ETA estuvo justificada por la represión llevada a cabo en la dictadura franquista.

«Enseñar a pensar»

‘Herenegun!’ se presenta ahora como un documento que “trata de recordar críticamente lo ocurrido y entender qué lo hizo posible”: “Errores y horrores que nunca debieron ocurrir y que nunca deberían repetirse. Nada justifica la violación de los derechos humanos. Nada legitima el recurso al asesinato”, afirma una voz en off al inicio del primero de los vídeos.

Una de las premisas pedagógicas que se ha seguido es mostrar “todas las vulneraciones graves de derechos humano” que se cometieron en el País Vasco en esas seis décadas, “sin importar su autoría”. Se puntualiza que por su “prolongación en el tiempo, su intención de imposición política y el apoyo social con que contó” se ha procurado presentar “de forma diferenciada lo que ETA supuso específicamente, sin equiparaciones ni compensaciones entre distintos hechos violentos”.

Se señala que el objetivo último de la unidad didáctica no es otro que aportar una “reflexión crítica” que permita al alumno, mediante la interpelación y el debate, “profundizar en su conciencia y elaborar sus propias conclusiones, se trata de enseñar a pensar, no lo que se ha de pensar”.  

Te puede interesar

Comentar ()