Política 'CASO SOULE'

La RFEF sale en defensa de su directivo y denuncia una "cruzada" de Tebas contra Rubiales

La Federación Española de Fútbol pide al juez del 'caso Villar' que rechace imputar al vicepresidente Antonio Suárez como pretende LaLiga porque ello "eternizaría" la instrucción de la causa / Sólo obedece al "delirio querulante" de Tebas, sostiene

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, saluda al máximo responsable de LaLiga, Javier Tebas.

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, saluda al máximo responsable de LaLiga, Javier Tebas. EP

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) considera que no existe «indicio alguno de criminalidad» que justifique llamar como imputado a su vicepresidente Antonio Suárez Santana, como ha solicitado LaLiga al juez que instruye el caso Villar, y enmarca esta petición en la «cruzada personal» y en el «delirio querulante» de Javier Tebas hacia Luis Rubiales.

En un escrito presentado este miércoles ante el Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional, al que ha tenido acceso El Independiente, el abogado de la RFEF muestra su oposición a que se cite en calidad de investigado a Antonio Suárez Santana, nombrado el pasado mes de marzo tras la imputación de Andreu Subies. En su opinión, se trata de una diligencia «impertinente» con la que se «eternizaría» este procedimiento judicial.

Como informó este diario, LaLiga quiere que el directivo comparezca en el juzgado acompañado de abogado para que dé explicaciones por la ayuda finalista de 232.558 euros que la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas (FIFLP) -presidida por Suárez Santana- recibió en 2011 del Consejo Superior de Deportes (CSD) para la sustitución del césped sintético del campo de fútbol del Colegio Heidelberg. La patronal sostiene que la FIFLP sólo destinó el 58% del dinero a la actuación para la que se le concedió, ocultando que había recibido 96.000 euros de la citada entidad educativa como contribución a este proyecto.

En su escrito de oposición, la Federación Española de Fútbol asegura que el trabajo se ejecutó «de conformidad», que la subvención se justificó «íntegramente» ante la RFEF y que la aportación del Colegio Heidelberg fue «ingresada en la cuenta corriente de la FILP y aplicada a los fines de fomento del deporte de base federado propios de la citada Federación».

En su memoria sobre la inversión en infraestructuras realizada con cargo al 1 % de las quinielas, el CSD reseña la existencia de una ayuda de 232.558 euros que gestionó la RFEF con el siguiente concepto: «Césped artificial en el campo de fútbol del C. Heidelberg ‘Barranco Seco». Ello entra en colisión con lo que ha alegado la Federación Española, que reconoce que el colegio ayudó a sufragar la mejora de las instalaciones que el Estado dice haber pagado en su totalidad.

Interpretación «sesgada»

La RFEF defiende que LaLiga hace una interpretación «sesgada» de las cuentas del Colegio Heidelberg para llegar a la conclusión de que la territorial canaria no destinó al citado campo de fútbol la totalidad de la subvención recibida y recuerda que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil no apreció «elementos típicos de presunta infracción penal» en dicha actuación. Los investigadores llegaron a esa conclusión porque desconocían entonces si los 96.000 euros solicitados a la FIFLP se habían llegado a abonar y cuál fue su destino último, como exponen en un informe que consta en las actuaciones.

La Federación Española también considera que «excede de lo penalmente admisible» que la patronal infiera que Antonio Suárez Santana sea el «Antonio» al que una anotación manuscrita hallada en el registro del domicilio de otro investigado en el caso -Valentín Sainz-Rozas Ramírez, hijo del ex vicepresidente primero de la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas del mismo nombre (ya fallecido)- relaciona con el «importe de 20.000 euros». Esta cifra supone la mitad de la diferencia descubierta entre la cantidad presupuestada y el coste real de otra intervención: la sustitución del césped artificial del campo de fútbol Alfonso Silva, situado en el complejo deportivo grancanario de La Ballena.  

La RFEF dice que la estrategia procesal de LaLiga sólo se explica por la «animadversión» de Javier Tebas hacia el presidente Rubiales

«Lo único que se pretende trayendo a colación estas supuestas divergencias, cuya relevancia penal brilla por su ausencia, es lograr la imputación en el presente procedimiento de D. Antonio Suárez Santana, fin perseguido incansablemente por la representación procesal de LaLiga desde el inicio de la presente causa. Y ello por el simple motivo de que este Sr. es el actual Vicepresidente de la RFEF. Consideramos que este procedimiento ya resulta sumamente complejo y embrollado de por sí, como para complicarlo con diligencias de investigación cuya única justificación es la animadversión que el presidente de LaLiga profesa hacia la actual estructura directiva de la RFEF y, concretamente, hacia su Presidente D. Luis Rubiales», expone la Federación.

La RFEF considera que la petición de LaLiga se basa en «conjeturas» derivadas de «una interpretación totalmente caprichosa de la documentación aportada», sin encuadre «en modo alguno» en ninguna de las conductas tipificadas en el Código Penal. «La presente instrucción ya resulta lo suficientemente ardua y complicada como para eternizar el procedimiento con la práctica de diligencias de investigación que resultan a todas luces impertinentes y que únicamente responden al deseo de LaLiga de ver investigado al Vicepresidente de la RFEF, con los respectivos titulares publicados en prensa», añade.

En este sentido, esta parte llama la atención sobre el hecho de que, a los dos días de que la patronal pidiera al juez Santiago Pedraz que citara como investigado a Suárez Santana, El Independiente se hiciera eco de la diligencia solicitada. «Entendemos que tal conducta supone una clarísima utilización del presente procedimiento para fines que le son ajenos, debiendo su señoría yugular a limine este tipo de actuaciones», reclama.

«Desprestigiar» a la Federación

En defensa de un proceso penal «ágil y eficiente», la RFEF solicita al instructor que no admita peticiones que «responden exclusivamente a cruzadas personales» del presidente de LaLiga, Javier Tebas y que se formulan para «desprestigiar» a la Federación y no para contribuir al esclarecimiento de los hechos.

«En definitiva, consideramos que la solicitud de la Liga Nacional de Fútbol Profesional no puede ser atendida por cuanto una decisión en sentido contrario eternizaría el presente procedimiento a través de la práctica de una serie de diligencias impertinentes. Por ello, esta parte viene a reiterar su oposición a la práctica de unas diligencias cuyo único soporte real responde al delirio querulante del presidente de LaLiga, no desprendiéndose del relato de LaLiga indicio de criminalidad alguno que pueda justificar su práctica», concluye.

Comentar ()