La Junta Electoral Central ha acordado denegar los recursos de El País y la Cadena SER contra el veto que les impuso Vox en la noche electoral, impidiendo a los periodistas del Grupo PRISA acceder a su sede para cubrir el escrutinio del 10-N y las reacciones posteriores.

El organismo argumenta que la interpretación del artículo 66.2 de la LOREG, al que la JEC apeló para prohibir los vetos a periodistas en campaña electoral, «no es aplicable a los actos que las formaciones políticas suelen celebrar en sus sedes u otros espacios habilitados a ese fin, tras la publicación de los resultados provisionales por el Gobierno y para su valoración».

«Se trata de eventos que se incardinan dentro de la actividad ordinaria de los partidos políticos y que se efectúan, por tanto, al margen de la supervisión de la Junta Electoral Central», defiende el organismo, que se declara incompetente para obligar al partido político a permitir el acceso de los periodistas de Prisa «para poder informar de una actividad que no es propiamente electoral, ni puede influir en el desarrollo de unos comicios que ya han sido celebrados».