Política

Sánchez apela a PP y Cs para que apoyen su coalición con Podemos

"No puede haber y no habrá terceras elecciones", asegura el presidente en funciones, que ve "muy cerca" la mayoría necesaria para su investidura

logo
Sánchez apela a PP y Cs para que apoyen su coalición con Podemos

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, este lunes en la Cumbre del Clima de Madrid. EFE

Resumen:

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha insistido hoy en pedir al PP y a Ciudadanos que apoyen su investidura para formar un Gobierno de coalición con Unidas Podemos. En una rueda de prensa limitada en la Cumbre del Clima, con sólo dos preguntas, Sánchez ha apelado a todas las fuerzas políticas a permitir la formación de un nuevo Ejecutivo.

Sin mencionar en ningún momento las negociaciones del PSOE con Esquerra Republicana de Cataluña, a pesar de las preguntas expresas al respecto de los periodistas, el candidato socialista ha defendido su apuesta por un Ejecutivo de izquierdas para destacar que «no hay alternativa» a su investidura, por lo que ha pedido a PP y Cs que no la bloqueen.

«Lo que no puede haber y no habrá serán terceras elecciones», ha sentenciado Sánchez, que ha vuelto a abogar por «un Gobierno cuanto antes», al que no ha querido poner fecha, «el 12, el 26 de diciembre o el 8 de enero», pero «cuanto antes».

«Más allá de las fechas y de las negociaciones, lo importante es que todos los actores políticos seamos conscientes de que tienen que aportar todos al desbloqueo y la gobernabilidad del país. Nadie pide que una fuerza renuncie a ser alternativa, al contrario, lo que pedimos es que todos asuman su responsabilidad y desbloqueen y permitan que haya un Gobierno pronto, más pronto que tarde», ha apelado.

El líder del PSOE ha llamado a la «generosidad y responsabilidad» de los partidos de centro derecha cuando el Rey convoque la ronda de contactos para la investidura y vuelva a encargarle -algo que ha dado por hecho- el intento de formar Gobierno. En ese punto, ha llamado no sólo a aprobar la investidura, sino también a «forjar alianzas parlamentarias que nos permitan abordar los grandes desafíos de este país» a través de la aprobación de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado.

Pedro Sánchez ha recordado que el PSOE «asumió su responsabilidad en 48 horas» al intentar desbloquear el investidura con su preacuerdo de gobierno con Pablo Iglesias. «Es lo que hicimos con una fuerza a la izquierda del PSOE. Tenemos 155 escaños, hasta los 176 hay unos cuantos que tenemos que recorrer», ha explicado, antes de citar a fuerzas «socialconservadoras» como el Partido Regionalista Cántabro o el Partido Nacionalista Vasco, que ya han avanzado que permitirán la investidura. «En un Parlamento muy fragmentado estamos muy cerca de los 176 escaños. Por tanto, el planteamiento del PSOE es alcanzar esos entendimientos que permitan echar a andar la legislatura y una agenda política progresista».

Las exigencias de ERC

Por su parte, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha acudido este lunes al Congreso de los Diputados en Madrid para exponer sus exigencias: una negociación sin las prisas impuestas por el PSOE para formar Gobierno antes de Navidad y en la que se hable del derecho de autodeterminación en Cataluña. «Nuestra propuesta es el ejercicio del derecho a la autodeterminación, que tenga un calendario y garantías, que son las condiciones que hemos expuesto reiteradamente», ha asegurado.

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha acudido al Congreso de los Diputados en Madrid para exponer sus exigencias: una negociación sin las prisas impuestas por el PSOE para formar Gobierno antes de Navidad y en la que se hable del derecho de autodeterminación en Cataluña. «Nuestra propuesta es el ejercicio del derecho a la autodeterminación, que tenga un calendario y garantías, que son las condiciones que hemos expuesto reiteradamente», ha asegurado.

Los republicanos también han descartado la propuesta socialista de avanzar en el autogobierno catalán con más competencias y más inversiones en los próximos Presupuestos Generales del Estado. «El conflicto político no es sobre las transferencias a Cataluña o sobre si hay una competencia más o menos. Hay un conflicto de naturaleza política. Cataluña quiere decidir libremente su futuro político, y hasta ahora, desde el Estado se ha perseguido esta voluntad, como demuestra el hecho de que tenemos a nuestros compañeros en la cárcel y en el exilio. Por tanto, el conflicto político es sobre la soberanía y sobre la capacidad de Cataluña de decidir su propio futuro, no sobre otra índole competencia. Eso era hace diez o veinte años. Ahora estamos evidentemente en otro plano», ha explicado.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha pedido a Pedro Sánchez una reunión a tres entre el PSOE, el PP y Cs para abordar la formación de un gobierno constitucionalista y hacer uso de una «mayoría sólida» con los 221 escaños que sumarían con el apoyo de Navarra Suma. Poco después, el Gobierno en funciones ha respondido a la petición de los naranjas y ha afirmado que no existe «ningún problema» para que tenga lugar esa reunión, que podría celebrarse en los próximos días tras los compromisos de Sánchez por la Cumbre del Clima.