La Abogacía del Estado ha cedido finalmente a las presiones del Gobierno y ha optado por pedir al Tribunal Supremo que el ex vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, condenado por sedición y malversación como líder del proceso independentista, salga de prisión para acudir a las sesiones del Parlamento Europeo y ejerza como eurodiputado después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) reconociese su inmunidad parlamentaria.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas ha querido comparecer en Cádiz para valorar el escrito, en una rueda de prensa en que ha dedicado unas duras palabras a Pedro Sánchez, del que considera «no tiene escrúpulos, ni principios, ni palabra». «Hoy es un día triste para la democracia española», ha lamentado la dirigente liberal, al tiempo que se ha vuelto a dirigir a los barones socialistas para que «paren esta deriva».

Nada más conocerse la decisión, la polémica estaba también servida en redes sociales, donde se han sucedido reacciones desde todos los flancos políticos. Una de las primeras en manifestarse al respecto ha sido la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís. «Vergüenza», ha escrito en su cuenta de Twitter.

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados y ex abogado del Estado, Edmundo Bal, ha calificado esta mañana de «verdaderamente grave» que se haya podido filtrar a ERC el contenido del escrito antes de hacerse público, y ha anunciado que el partido estudia presentar una demanda por los posibles «delitos de descubrimiento y revelación de secretos o, cuando menos, en la infidelidad de la custodia de documento público, puesto que los funcionarios públicos tienen obligación de guardar sigilo respecto a las informaciones y escritos de su actividad profesional». «Se me abren un poco las carnes», aseveraba Bal.

Del mismo modo se ha expresado Vox, quienes ven «una evidente prevaricación a la vista del contenido del informe» y «un delito de revelación de secretos e informaciones» la hipotética filtración del escrito a los republicanos. Sobre la petición de la Abogacía se ha manifestado la diputada nacional del partido, Macarena Olona. «ERC contento. PSOE contento. La Justicia pierde».

Por su parte, el PP también ha reaccionado a la «grave» decisión de la Abogacía, que han tildado de «la mayor traición a España». Al entender del vicesecretario de Política Territorial del partido, Antonio González Terol, Pedro Sánchez podrá «gobernar» pero el PSOE «nunca se va a poder volver a mirar en el espejo».

Podemos aplaude la decisión: «Es una buena noticia»

El portavoz de En Comú en el Congreso, Jaume Asens, ha celebrado este lunes que el informe de la Abogacía del Estado sobre la situación procesal del presidente de Esquerra Republicana (ERC), Oriol Junqueras, «respete» la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE.

«La razón y el derecho han impuesto a la arbitrariedad», ha escrito Asens en su cuenta personal de Twitter nada más conocer que la Abogacía ha solicitado la puesta en libertad de Junqueras, condenado por el ‘procés’, para que pueda acreditarse como eurodiputado.

Puigdemont: «Van muy tarde»

Y dentro de la bancada independentista, Carles Puigdemont ha sido uno de los primeros en reaccionar. A través de un mensaje en Twitter, el ex presidente de la Generalitat considera que el escrito de la Abogacía llega «muy tarde» ya que, a su juicio, el Supremo debería haber permitido su salida «desde el día siguiente de las elecciones».

Por su parte, el abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, cree que la Abogacía no apoya a Junqueras.

ERC, por su parte, ha evitado pronunciarse al respecto. Los republicanos han optado por guardar silencio en un día en que los socialistas han pisado el acelerador para celebrar la investidura a principios de año. Del entorno de Esquerra tan sólo se ha manifestado la eurodiputada Diana Riba, que ha considerado «de sentido común» el escrito de la Abogacía.