Política

El consejo de ERC da luz verde al acuerdo de investidura de Sánchez

Aragonés defiende que "hemos visto una grieta" para negociar la celebración de un referéndum de independencia en Cataluña

Pere Aragonés se dirige al consejo nacional de ERC EFE

El 96,5% de los miembros del consejo nacional de ERC ha avalado este jueves el acuerdo con el PSOE, por el que los republicanos se comprometen a abstenerse para facilitar la investidura de Pedro Sánchez, fijada para el 7 de enero. En «uno de los consejos nacionales más concurridos de los últimos años» como ha reconocido el coordinador general del partido, Pere Aragonés, los cuadros republicanos han avalado el acuerdo alcanzado que implica la creación de una mesa de diálogo Gobierno-Generalitat quince días después de la formación de Gobierno.

Aragonés ha defendido la negociación con los socialistas de las críticas del resto de formaciones independentistas, empezando por sus socios de JxCat y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que horas antes le ha trasladado su oposición al acuerdo. El dirigente republicano ha reconocido en este sentido que la negociación supone «un riesgo para ERC» pero se ha mostrado convencido de que será beneficiosa «para el país» y ha explicado que le ha propuesto a Torra «que vayamos juntos a defender» el referéndum sobre la independencia en una mesa de negociación sobre la que el presidente catalán asegura no sentirse concernido.

He trasladado a Torra que vayamos a defender juntos el referéndum» explica Aragonés ante el consejo nacional de ERC

«Éste es un camino complejo» ha afirmado, «pero vale la pena explorarlo, con todas las prevenciones, sin ingenuidad pero vale la pena intentarlo». Aunque también ha dejado claro que «esto no excluye la apuesta por el derecho de autodeterminación» que Esquerrra seguirá defendiendo, ha prometido, junto al resto de fuerzas y entidades independentistas al margen de la negociación con el PSOE.

Aragonés ha destacado además que ERC ha conseguido que la mesa de negociación pactada con los socialistas contemple las «cuatro patas» que habían señalado los republicanos como imprescindibles: bilateralidad, libertad de contenidos, un calendario transparente y garantías de cumplimiento de los acuerdos alcanzados.

En este sentido, ha destacado que la bilateralidad entre gobiernos que fija el acuerdo con el PSOE supone el «reconocimiento» de las instituciones autonómicas como interlocutor del Gobierno. «No es Esquerra quien puede negociar en nombre de Cataluña, lo tienen que hacer sus instituciones» ha señalado. «Esto se ha negado hasta ahora» ha añadido convencido de que esta conquista debería convencer a JxCat sobre la bondad de la mesa de negociación pactada con los socialistas.

Aragonés se ha referido además a la «represión» que según los independentistas supone la condena penal contra los líderes del 1-O. «Somos conscientes de situación, ni el presidente ni la secretaria general de ERC pueden participar en este consejo nacional» ha lamentado, pero ha asegurado también que tanto Oriol Junqueras como Marta Vilalta han participado en la gestión de las negociaciones. «Somos conscientes de las dificultades, no vamos a vender magia» ha explicado «pero lo planteamos desde la máxima conviccion, hemos encontrado una grieta y queremos convertirla en camino amplio en el que nos acompañe mucha gente».

Oportunidad de desbloqueo

El consejo nacional de los repúblicanos entiende que esta es «una oportunidad para desbloquear y encauzar el conflicto político sobre el futuro de Cataluña» y establecer las bases para su resolución a través de un diálogo efectivo, abierto, sincero y sin exclusiones.

El acuerdo adoptado contempla la creación en un plazo de 15 días de una mesa de diálogo bilateral entre el Gobierno de España y la Generalitat que actuará «sin más límites que el respeto a los instrumentos y los principios que rigen el ordenamiento jurídico democrático». La Mesa establecerá un calendario para las reuniones.

«El objetivo es conseguir acuerdos que tengan un amplio apoyo de la sociedad catalana e impulsar su efectividad a través de los procedimientos oportunos, sometiéndolos a consulta a la ciudadanía de Cataluña», reza el comunicado emitido por ERC.

ERC habla también de otros «espacios de diálogo» que coordinará la Mesa, como la Comisión Bilateral Generalitat-Estado -recogida en el Estatut- y la Mesa de Partidos del Parlament de Cataluña.

La abstención de ERC, que ya contaba con el aval de la ejecutiva del partido republicano, ha sido cuestionada por parte del independentismo, como JxCat y la CUP, que ven en ella la posibilidad de que se rompa la unidad del independentismo. El acuerdo de ERC con el PSOE incluye una mesa de diálogo entre Gobiernos para afrontar el «conflicto político» en Cataluña.

Esos recelos se hicieron más patentes este martes al anunciarse las fechas del pleno de investidura y conocer, a través de ERC, que su acuerdo con el PSOE recoge que las decisiones que salgan de la mesa de negociación entre el Gobierno y la Generalitat se someterán a una consulta de la ciudadanía de Cataluña para que las avale o las rechace.

Tras este paso de ERC, Sánchez reunirá mañana a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE para ratificar el acuerdo con los republicanos.

Comentar ()