«No reconocemos los efectos que pueda tener esta resolución, que es un golpe estado a la soberanía del Parlament«. Rodeado y respaldado por su gobierno al completo y los portavoces de JxCat, ERC y la CUP en el Parlament, Quim Torra se ha declarado de nuevo inmune ante las decisiones del Tribunal Supremo, que hoy ha rechazado su recurso contra la inhabilitación dictada por la Junta Electoral Central (JEC).

Torra se ha remitido además a la declaración aprobada el sábado por el Parlament, en la que el Pleno «se comprometió a garantizar que reglamento del Parlament prevalecerá sobre esta nueva injerencia irregular en la soberanía» de la cámara para explicitar la exigencia a su presidente, Roger Torrent, de que no acepte el dictamen de la JEC.

El Tribunal Supremo ha rechazado hoy el recurso de Torra contra su inhabilitación como diputado, trasladando al Parlament la decisión de inhabilitarlo también como president. Pero Torrent ya ha negado la mayor, asegurando esta mañana en un tuit que Torra «sigue siendo diputado» autonómico.

Recurso ante la Junta provincial

Paralelamente, Torra ha presentado hoy un nuevo recurso ante la Junta Electoral Provincial para que suspenda la ejecución del acuerdo de la JEC del pasado viernes -el de su inhabilitación como diputado- hasta que el Tribunal Supremo concluya la revisión de todos los recursos presentados por el president, «para no vulnerar mi derecho a la tutela judicial efectiva».

Por su parte, Roger Torrent ha ratificado hoy a Torra como presidente de la Generalitat, minutos después de que el Tribunal Supremo rechazara las medidas cautelares solicitadas por el president. Lo ha hecho llamando por teléfono a Torra para «confirmarle que sigue siendo diputado».

El reglamento del Parlament no prevé «la inelegibilidad sobrevenida» advierte Torrent, como causa de la pérdida de la condición de diputado. «La JEC no es un órgano competente para adoptar esta decisión» añade Torrent en un tuit.

El presidente del Parlament ha hecho estas afirmaciones en su canal oficial de twitter después de convocar y desconvocar en media hora una comparecencia ante los medios para fijar la postura de la cámara sobre la situación jurídica de Torra.

Bronca en Palau

Tal como sucedió hace una semana, todo parece indicar que Torra ha vuelto a ver en la celeridad con la que Torrent quería fijar postura sobre la inhabilitación del president una postura demasiado ventajista del presidente del Parlament. Por ello, ha convocado a Torrent, junto al resto de la Mesa y los diputados de JxCat, ERC y la CUP a Palau.

La convocatoria se ha fijado para las 12.30, media hora después de la convocatoria de Torrent a los medios. En ese encuentro presumiblemente Torra trasladará a sus aliados en el Parlament los pasos a seguir, que después debatirá en una reunión extraordinaria del Ejecutivo catalán fijada para las 13.15.

Denuncia de Torra

Previamente, Torra ha criticado el «deep state» señalando de nuevo una supuesta conspiración de los aparatos del Estado contra el independentismo catalán. Lo ha hecho al tiempo que el Tribunal Supremo hacía pública la sentencia en la que rechaza el recurso presentado por el propio Torra y da la razón a la Junta Electoral Central (JEC) que el pasado viernes lo inhabilitó como diputado del Parlament.

«La historia nos enseña siempre lo mismo: en España no hay ‘deep state’ separado del Estado; todos los poderes españoles forman parte del ‘deep state’, sencillamente porque el Estado español está basado en la indisoluble unidad del estado» afirma Torra en un comentario destinado al poder judicial, que en las últimas horas ha confirmado también la inhabilitación de Orio Junqueras, pese al dictamen del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre su inmunidad como eurodiputado.

El Tribunal Supremo ha confirmado este viernes la inhabilitación del presidente de Cataluña, Quim Torra, como diputado del Parlament al estar condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña a no ejercer cargos públicos electivos ni de gobierno por delitos contra la Administración, aunque la sentencia no sea firme.

Torra perdería así su condición de diputado del Parlament y por tanto también la posibilidad de seguir al frente de la Generalitat, una decisión que se reserva en último término al Parlamento catalán. La Sala de lo Contencioso Administrativo del Supremo rechaza el recurso del molt honorable contra la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) del pasado 3 de enero, que decidió que debía ser destituido como diputado del Parlament de acuerdo con la Ley Electoral (LOREG) por estar condenado por desobediencia al negarse a retirar lazos amarillos en apoyo a los presos independentistas de edificios públicos en periodo electoral como ordenó la propia JEC.