Política

Sánchez no recibirá a Guaidó y el Gobierno evita pronunciarse sobre Venezuela

PSOE y Podemos imponen prudencia sobre sus diferencias sobre el reconocimiento al "presidente interino" del país americano

logo
Sánchez no recibirá a Guaidó y el Gobierno evita pronunciarse sobre Venezuela

María Jesús Montero, junto a Teresa Ribera y Carolina Darias, tras el Consejo de Ministros. EFE

Resumen:

«No ha habido ninguna discusión sobre ese asunto en el Consejo de Ministros». La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha despachado así este martes las discrepancias entre Unidas Podemos y el PSOE, miembros del Ejecutivo, sobre la situación en Venezuela, a cuyo régimen chavista han asesorado numerosos dirigentes del partido de Pablo Iglesias.

«La posición del Gobierno es la que ha explicado la ministra de Exteriores, que será la encargada de recibir a Juan Guaidó y atenderle como marca la diplomacia española», ha explicado Montero, descartando así que sea el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien se reúna con el reconocido como «presidente interino» por el anterior Ejecutivo socialista.

«Este Gobierno pide la celebración de las elecciones en Venezuela para que el pueblo tome la palabra y se salga de situación de provisionalidad y la democracia se abra camino», ha asegurado la ministra portavoz, evitando pronunciarse sobre la situación política en Venezuela.

Estoy perfectamente dispuesta a recibirle y a discutir cómo puede España, como parte de la UE, contribuir a la solución» en Venezuela, dijo la ministra española de Exteriores

En Bruselas, tras asistir a su primera reunión del Consejo de Asuntos Exteriores, la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, dijo que si Guaidó venía a España le recibiría. «Estoy perfectamente dispuesta a recibirle y a discutir sobre cómo puede España, como parte de la Unión Europea, contribuir a una solución» en Venezuela, según informó Europa Press.

A su vez, la ministra española de Exteriores ofreció que Madrid fuese sede de la próxima reunión del Grupo de Contacto sobre Venezuela, que no se ha reunido desde octubre pasado.

El Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad, Josep Borrell, predecesor de González Laya a cargo de la diplomacia española, recibe este miércoles a Juan Guaidó en Bruselas. Allí celebra una rueda de prensa sobre la situación en Venezuela en la que participarán eurodiputados de cuatro grupos políticos: el Partido Popular Europeo, Socialistas y Demócratas, Renew Europe (liberales) y Conservadores y Reformistas. Estará arropado por primeros espadas españoles en el Parlamento Europeo como son Esteban González Pons, número dos del PPE, e Iratxe García, la presidenta del Grupo de Socialistas y Demócratas.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ha sido reconocido por España y la mayor parte de la Unión Europea, salvo Suecia. En total, unos 60 países consideran que Guaidó ha de liderar el proceso que ponga fin a la usurpación del poder y emprenda la transición hacia la democracia.

Riesgo de no volver

A punto de cumplirse un año de su proclamación ante asamblea popular, Juan Guaidó ha asumido el riesgo de no poder volver a Venezuela para dar mayor proyección a la causa de la oposición al régimen chavista en un momento especialmente delicado. El chavismo pretende restar legitimidad a la Asamblea Nacional al alentar al disidente Luis Parra, que se erigió en presidente de la Asamblea Nacional en una reunión sin quorum, y sembrar la división entre la oposición.

Es la segunda vez que Guaidó sale de Venezuela desde que asumió como presidente encargado de emprender la transición democrática. El Tribunal Supremo de Venezuela, controlado por el chavismo, le impuso la prohibición de dejar el país. Viajó a Colombia el fin de semana a escondidas y su regreso será arriesgado.

Es vital el apoyo de España, como la voz de América Latina en la UE, para quienes luchan por la libertad en Venezuela. Guaidó desea venir a España, pero en su equipo tienen serias dudas de que el viaje sea oportuno si Sánchez no le va a recibir como presidente encargado. Sánchez no quiere echar leña al fuego de Podemos, aliado del chavismo, y por ello prefiere eludir el encuentro.

El mundo debe continuar su apoyo para acabar con la tiranía de Maduro», ha dicho el secretario de Estado de EEUU, que se vio con Guaidó

Aún hay tiempo para que Juan Guaidó acepte que sea la ministra de Exteriores quien le reciba en Madrid, como hará en Londres esta tarde el jefe de la diplomacia británica, Dominic Raab. También estará con el primer ministro, Boris Johnson.

Si finalmente viene a España, probablemente el fin de semana, cuando González Laya vuelva de Marruecos y Argelia, se da por segura una cita con el líder de la oposición, Pablo Casado, y probablemente un encuentro con la numerosa comunidad venezolana.

Este domingo Juan Guaidó ha emprendido una gira internacional que tuvo como punto de partida Bogotá, donde fue recibido con todos los honores por el presidente, Iván Duque, un gran aliado de la oposición venezolana. Guaidó participó el lunes en una cumbre antiterrorista, a la que asistió el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

Estados Unidos volvió a dejar su apoyo a la democratización de Venezuela. «El mundo debe continuar con el apoyo para acabar con la tiranía de Maduro», sentenció Pompeo. En su cuenta de Twitter, Pompeo escribió: «Honrado de encontrar al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en la tercera cumbre ministerial contraterrorista. Sus incansables esfuerzos por restaurar la democracia en Venezuela son una inspiración. Estamos orgullosos de apoyarlo y de apoyar al pueblo de Venezuela en su esfuerzo por un futuro más brillante».

Este martes, Guaidó está en Londres, donde va a recibirle el primer ministro, Boris Johnson, y de ahí va a Bruselas, donde estará con el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, y luego a Davos, donde intervendrá ante la élite financiera y política mundial. El jefe del gobierno español, sin embargo, no quiere abrirle las puertas de la Moncloa.

Comentar ()