Política

La rebaja de penas por sedición saca a la luz los pactos no escritos de PSOE-Podemos

Jaume Asens en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados. Europapress

«Si gobernamos, reformaremos el Código Penal para liberar a los presos políticos». El titular de El Nacional.cat, un periódico digital afín a Carles Puigdemont, no deja lugar a dudas. La frase la pronuncia Jaume Asens, dirigente de En Comú Podem (Unidas Podemos) durante una entrevista en la campaña electoral de las elecciones generales del 28 de abril. Ayer, ese vaticinio comenzó a hacerse realidad.

Pedro Sánchez ha abierto la puerta a esa reforma del Código Penal que acabaría beneficiando a los condenados por el procès, al rebajarles las penas y facilitar su excarcelación antes de que cumplan los entre nueve y trece años de cárcel que cumplen por cometer el delito de sedición.

El acuerdo de gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos incluye la revisión del Código Penal, pero no con ese objetivo. El documento suscrito por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias el 12 de noviembre se compromete a esa modificación para fortalecer la lucha contra la corrupción; para derogar la conocida como ‘ley mordaza’, y para clarificar el consentimiento de la mujer a relaciones sexuales.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, reconoció este martes que, una vez abierto el melón de la reforma del Código Penal, se contemplará la modificación de nuevas figuras como un endurecimiento del delito de rebelión, como prometía Sánchez cuando estaba en la oposición, y una relajación de las penas del delito de sedición, forma con la que los independentistas pretenden lograr la liberación de lo que llaman «presos políticos». Si ese compromiso forma parte del acuerdo PSOE-Unidas Podemos-Esquerra Republicana de Cataluña, se encuadra en el capítulo de los pactos no escritos y no revelados a la sociedad española hasta ahora, como prometía el presidente del Gobierno.

«Asens (Barcelona, 1972) está bien conectado tanto con los independentistas como con Pablo Iglesias, tiene experiencia de gobierno en el ayuntamiento de Barcelona, donde ha sido concejal de la mano de Ada Colau, y una trayectoria como abogado que lo avalan para poder llevar a cabo lo que él mismo denomina la «propuesta estrella»: una reforma del Código Penal que pueda ayudar a los presos», asegura el digital catalán.

«Una de nuestras propuestas estrella es una reforma del Código Penal para modificar los delitos de rebelión y sedición que nos permita conseguir la libertad de los presos políticos. Este es uno de nuestros objetivos si gobernamos y el otro es el reconocimiento de Catalunya como nación y que tiene derecho a decidir su futuro», explica el entonces candidato, hoy diputado en el Congreso y hombre de confianza de Iglesias.

«Todas las propuestas que hacemos son consensuadas. Cuando salimos con esta propuesta lo hablé personalmente con Pablo. De momento sólo hemos lanzado la idea de que queremos reformar el Código Penal y en qué dirección, pero también hemos creado un grupo de trabajo para plantear una propuesta concreta. Nos hemos rodeado de personas de reconocido prestigio con las que queremos trabajar como Juaquín Uría, el exmagistrado del Supremo Martín Pallin, el exfiscal José Maria Mena o Javier Perez Royo. Todos ellos son juristas progresistas del Estado con mucho prestigio y que dan mucha solvencia a la propuesta», explicaba Asens, que revela así que Iglesias había hecho suya la idea de beneficiar a los condenados por el procés a través de la modificación del Código Penal, que «se podría aplicar de forma retroactiva.

Efectivamente, el Código Penal establece en su artículo 2 que tienen carácter retroactivo todas las leyes penales que favorezcan al reo, aunque al entrar en vigor ya exista una sentencia firme.

La propuesta de reforma del Código Penal de Asens incluye también derogar los artículos de injurias al rey; el enaltecimiento del terrorismo; los delitos contra los sentimientos religiosos y los símbolos de la patria; recuperar la Justicia Universal, derogar la ley Mordaza, la derogación de la prisión permanente revisable y un «blindaje contra la recuperación del delito de convocatoria de referéndum ilegal».

Jaume Asens presentó su propuesta en la campaña electoral de abril las instalaciones de la antigua cárcel modelo de Barcelona. Durante el acto anunció que la reforma del Código Penal tendría un comité de expertos formado por José Antonio Martín Pallín (ex magistrado del Tribunal Supremo), Joaquín Urías (ex letrado del Tribunal Constitucional), Laia Serra (abogada y miembro de la Asociación Catalana de Defensa de los Derechos Humanos), el exfiscal José María Mena y la abogada y miembro de los Comunes Mercè Claramunt. 

Comentar ()