Política

El juez ve indicios de que el BBVA encargó a Villarejo que investigara al líder de Ausbanc

Luis Pineda tendrá acceso al sumario en pleno inicio del ‘caso Ausbanc’, cuya nulidad ha solicitado al entender que la investigación policial se inició con el informe elaborado por el comisario a encargo del banco

El fundador de Ausbanc, Luis Pineda, atendiendo a los periodistas. EFE

El juez del caso Villarejo tiene indicios de que el BBVA encargó al controvertido comisario que investigara al presidente y fundador de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda. Éste mantiene que un informe elaborado por el policía se encuentra tras la ‘denuncia anónima’ que se presentó ante la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) y que desencadenó su detención en la primavera de 2016, así como el comienzo de la investigación contra él por presuntamente extorsionar a distintas empresas a cambio de retirar denuncias en los tribunales contra éstas que previamente había presentado y de no seguir publicando informaciones negativas contra éstos en la revista Ausbanc. Unos hechos por los que Pineda se sienta desde la semana pasada en el banquillo acusado de organización criminal y enfrentándose a una pena de 118 años de prisión.

El titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, lo expone así en un auto en el que desestima la personación de Luis María Suárez Jordana -ex director de publicaciones de Ausbanc- en la pieza separada en la que se investigan los encargos del segundo banco del país a José Manuel Villarejo.

«Del resultado de las diligencias practicadas en la presente pieza separada se desprende que habría sido investigado a instancia de BBVA el presidente de Ausbanc, Luis Pineda Salido, junto con su entorno familiar, societario y patrimonial, pero no el director de la revista Ausbanc por lo que no justifica su condición de perjudicado, ni ostenta por ello legitimación para personarse como acusación particular», expone García-Castellón.

Pasaje del auto en el que el juez ve indicios de que Villarejo investigó a Pineda.
Pasaje del auto en el que el juez ve indicios de que Villarejo investigó a Pineda.

El contenido de las pesquisas no ha trascendido hasta el momento porque esta rama del caso Villarejo permanecía bajo secreto principios de diciembre de 2018. El velo se ha mantenido hasta este lunes, cuando el instructor ha decidido dejar sin efecto la medida al entender que «el conocimiento de lo actuado por las partes no va a perjudicar la investigación en curso».

En peligro el juicio de Ausbanc

De esta forma, Pineda podrá acceder al sumario -está formalmente personado en esta pieza desde el 4 de marzo de 2019- y conocer los indicios reunidos por el juez y los fiscales sobre la investigación irregular de la que fue víctima en un momento clave: el pasado 29 de enero arrancó el juicio por el caso Ausbanc, al que se enfrenta a una petición de 118 años de prisión por extorsión y contra la Hacienda Pública.

De acuerdo con las facturas emitidas por el grupo empresarial del policía al BBVA, por el trabajo de investigación al presidente de Ausbanc cobró 2.130.299 euros (más IVA). El servicio lo facturó Cenyt el 17 de febrero de 2014 y se camufló con el concepto «prima de éxito».

Pineda no tiene dudas de que el informe elaborado por Villarejo se encuentra tras la ‘denuncia anónima’ que se presentó ante la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional y que fue el germen de la conocida como Operación Nelson, la actuación que desencadenó en la primavera de 2016 las detenciones de los líderes de Ausbanc y el sindicato Manos Limpias (Miguel Bernad). Terminada la instrucción, aquéllos han sido procesados y la semana pasada ya comenzó el juicio contra ellos, con las cuestiones previas. Sin embargo, aún no ha arrancado la fase de las pruebas en el juicio, y las defensas han solicitado que éste se suspenda por ser nulo, precisamente porque los acusados consideran que el caso partió de una «causa espuria», un «complot» de Villarejo y BBVA contra Pineda, afirmó la defensa del presidente de Ausbanc durante las cuestiones previas.

El encargo a Villarejo habría sido realizado por Julio Corrochano -entonces director de seguridad del BBVA y hoy investigado en la causa que instruye el juez García-Castellón- y el policía habría tenido «importantes enlaces» en la UDEF para obtener datos, según mantiene Pineda.

En un escrito enviado desde la prisión de Estremera (Madrid), Villarejo ha reconocido que, estando en activo en el Cuerpo Nacional de Policía, realizó una investigación sobre Ausbanc y su presidente a encargo del BBVA. La revelación aparece en el libro Manos Limpias, Manos Sucias (Almuzara), que el periodista Javier Chicote acaba de publicar.

En el libro, Chicote expone que Villarejo y Corrochano «celebraron una comida en la que pactaron entregar a la UDEF la denuncia anónima» que supuso la caída de Ausbanc y Manos Limpias. Ese escrito se presentó el 2 de febrero de 2015, tan sólo siete días antes (cuatro días hábiles) que la citada unidad policial emitiera un exhaustivo informe sobre las entidades aludidas con datos económico-financieros.

Luis Pineda interpuso a principios de julio una querella contra el ex presidente del BBVA Francisco González (FG) y el comisario jubilado José Manuel Villarejo por organización criminal, cohecho, blanqueo de capitales y falsedad documental, al entender que el banquero contrató los servicios del policía para ‘destruirle’ por los éxitos judiciales que estaba consiguiendo en beneficio de los consumidores.

Comentar ()