Política

Villarejo vulneró derechos fundamentales en sus trabajos para BBVA

El juez Manuel García Castellón afirma en un auto que BBVA pagó 10,3 millones al comisario por trabajos de "inteligencia o investigación patrimonial"

logo
Villarejo vulneró derechos fundamentales en sus trabajos para BBVA
Sede de BBVA en Las Tablas.

Sede de BBVA en Las Tablas. BBVA

Resumen:

El juez instructor del caso Tándem, Manuel García Castellón, ha levantado este lunes el secreto de la pieza de investigación de los trabajos de espionaje encargados por BBVA al comisario jubilado y en prisión preventiva durante 13 años.

En el auto con el que comunica el levantamiento del secreto a las partes al que ha tenido acceso El Independiente, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 cifra en 10.284.689 millones de euros los pagos de BBVA encontrados en las cuentas de la empresa de Villarejo Club Exclusivo de Negocios y Transacciones (Cenyt) «que tendría su origen en la prestación de servicios por parte de aquella a la entidad», se lee en el auto.

Unos encargos de carácter «ilícito», según el auto del juez García Castellón, puesto que cuando Villarejo los realizó todavía era agente en activo del Cuerpo Nacional de Policía. Según el juez, «el desarrollo de la prestación de los servicios contratados implicó una reiterada injerencia en los derechos fundamentales de las personas mediante el acceso a sus comunicaciones, mediante seguimientos personales o mediante el acceso a su documentación bancaria (múltiples delitos de descubrimiento y revelación de secretos)».

El juez explica en el auto que la pieza hasta ahora secreta ha tenido por objeto «investigar las sucesivas contrataciones del entonces comisario en activo del Cuerpo Nacional de Policía José Manuel Villarejo por parte de altos directivos de BBVA» a los que no se identificó al inicio de la investigación, salvo a Julio Corrochano, el jefe de Seguridad del banco que habría servido como enlace entre Villarejo y el banco y que está investigado en la causa. El juez le impuso una fianza de 300.000 euros para quedar en libertad después de citarle a declarar.

Esos encargos, según se ha ido conociendo a pesar de que la causa estaba secreta, habrían llegado a Villarejo a través de Corrochano y se investiga si a petición del ex presidente de Francisco González, para investigar a sus rivales en otras empresas del Ibex 35 y conocer sus intenciones, como es el caso del presidente de Sacyr Luis del Rivero. Francisco González declaró como investigado por las contrataciones a Villarejo el pasado 18 de noviembre en la Audiencia Nacional, aunque definió el trabajo «íntegro y ejemplar» del banco salvo «alguna conducta irregular».

Informe de PriceWaterHouse

El auto del juez García Castellón confirma, por tanto, que la Audiencia Nacional investiga si Villarejo se aprovechó de su condición de policía y de la información a la que podía acceder por sus contactos en el Cuerpo para ofrecer trabajos de espionaje a la entidad cobrando cantidades millonarias por éstos. Por su parte, BBVA se habría aprovechado de esa actuación presuntamente ilegal de Villarejo y por tanto también habría incurrido en presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos.

Con el fin de determinar «la regularidad de las transacciones » del banco a las empresas de Villarejo y «de las políticas de cumplimiento de la mercantil BBVA», el juzgado pidió un informe a la consultora PriceWaterHouseCoopers y también acordó la comparecencia en sede judicial de distintas personas, entre ellas el responsable jurídico de BBVA, Adolfo Fraguas, que declaró durante tres jornadas en la Audiencia Nacional para aclarar los trabajos contratados por el banco a Villarejo.

«Todas estas diligencias han exigido la máxima confidencialidad al objeto de asegurar los medios de prueba y evitar intromisiones en las diligencias acordadas», se puede leer en el auto del juez, que acuerda levantar el secreto y trasladar a la Fiscalía Anticorrupción el resultado del mencionado informe.

Comentar ()