Economía CASO VILLAREJO

Francisco González defiende el trabajo "íntegro y ejemplar" de BBVA salvo "alguna conducta irregular"

El ex presidente de BBVA declara en la Audiencia Nacional como investigado por cohecho y revelación de secretos

logo
Francisco González defiende el trabajo "íntegro y ejemplar" de BBVA salvo "alguna conducta irregular"

El expresidente del BBVA, Francisco González.

Resumen:

Francisco González, ex presidente del BBVA investigado por cohecho y revelación de secretos por los trabajos del comisario en prisión José Manuel Villarejo para el banco entre los años 2004 y 2017, ha declarado durante más de dos horas ante el juez Manuel García Castellón y los fiscales Anticorrupción.

El ex alto directivo ha afirmado que no tuvo conocimiento de los trabajos de Villarejo para el banco hasta mayo de 2018: «En 2018 tuvimos conocimiento de que el grupo Cenyt habría prestado algunos servicios al BBVA», ha afirmado este lunes ante los medios al concluir su declaración. En esa fecha aparecieron las primeras publicaciones en prensa sobre los encargos al comisario investigado, en concreto algunas facturas por sus trabajos.

«Ustedes entenderán que no puedo entrar en detalles porque esta pieza está bajo secreto de sumario, pero si puedo decirles que una vez que termine esta investigación, quedará muy claro que el BBVA y sus directivos han trabajado siempre de una manera íntegra y ejemplar, sin perjuicio de que hubiera alguna conducta irregular de carácter individual que yo ahora mismo desconozco», dijo también González.

La investigación

González declaraba este lunes a petición de los fiscales Anticorrupción para aclarar si fue él quien encargó informes de espionaje para el banco a Villarejo cuando éste todavía era Policía. Concretamente, se investiga si estuvo al tanto del seguimiento que el comisario hizo al presidente de Sacyr, Luis del Rivero, y a personas de su entorno como Miguel Sebastián, el ex jefe de la oficina económica del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, para saber si planeaban entrar en el consejo de administración del banco y echar de la presidencia a Francisco González, como él sospechó.

El banco ha reconocido que encargó dicho trabajo a la empresa privada Cenyt de Villarejo por medio millón de euros, aunque niega saber que para ello el comisario en activo habría accedido a datos confidenciales reservados a la Policía sin ninguna orden judicial aprovechando la «red policial mafiosa» que tejió durante años, según los investigadores.

El enlace entre Villarejo y el banco para encargarle tal misión habría sido Julio Corrochano, el jefe de Seguridad de BBVA que previamente fue jefe de la Policía Judicial de Madrid. También está investigado y es la única persona a la que el juez impuso una fianza de 300.000 euros para eludir la prisión. Cuando Francisco González se refiere a «conducta irregular de carácter individual» está apuntando a su papel en la contratación.

Precisamente un audio entre Corrochano y Villarejo incautado a éste por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía cuando fue detenido en noviembre de 2017 sacó a la luz el espionaje a Del Rivero. En la conversación grabada por el propio Villarejo y que publicó Moncloa.com, Corrochano dijo que «Ángel» (refiriéndose a Ángel Cano, por entonces director de Recursos Humanos y Servicios del banco) y «mi presi», por Francisco González, eran los destinatarios de sus informes de espionaje.