Política

La Fiscalía sostiene que el ex jefe de Seguridad de BBVA "dio cuenta" a Francisco González del espionaje de Villarejo

logo
La Fiscalía sostiene que el ex jefe de Seguridad de BBVA "dio cuenta" a Francisco González del espionaje de Villarejo
Francisco González, expresidente de BBVA.

Francisco González, ex presidente del BBVA. EFE

Resumen:

El ex presidente de BBVA, Francisco González, habría sido informado por el ex jefe de Seguridad del banco, Julio Corrochano, de los trabajos de espionaje realizados por el comisario en activo, José Manuel Villarejo, desde su empresa Cenyt a empresarios considerados rivales de González.

Según un informe el Ministerio Público incorporado a la pieza 9 del sumario del caso Tándem al que ha tenido acceso El Independiente, Corrochano habría «recibido directamente del entonces presidente del BBVA, Francisco González, el encargo de gestionar las contrataciones con Cenyt por sus vínculos personales con José Manuel Villarejo Pérez tras años como compañeros en el Cuerpo Nacional de Policía, a sabiendas de su condición policial en activo y de que sus servicios incluían el acceso a información reservada» por los contactos que tenía en la Policía, es decir, que el presidente del banco y Corrochano sabían que las prácticas del comisario eran ilegales, sostiene la Fiscalía.

En el citado informe se considera que «desde el primer contrato con Cenyt del 2 de diciembre de 2004 ya sería conocida por BBVA la naturaleza ilícita de las contrataciones» con Villarejo. El escrito de Anticorrupción confirma también que la relación contractual entre Villarejo y BBVA se prolongó desde diciembre de 2004 hasta el 14 de noviembre de 2017, cuando Corrochano «firmó el documento de resolución de la relación contractual el 14 de noviembre de 2017 con José Manuel Villarejo Gil» (hijo de Villarejo) actuando éste en representación de Cenyt una vez su padre y su socio, Rafael Redondo, habían sido detenidos el 3 de noviembre de 2017.

«Tráfico de llamadas»

En dicho informe, fechado el 12 de noviembre de 2019, el Ministerio Público considera que las diligencias practicadas hasta el momento «vendrían corroborando» distintos trabajos de espionaje por encargo del banco a empresarios que el presidente de BBVA consideraría rivales potenciales, como el presidente de Sacyr, Luis del Rivero; el de Viscofan, José Domingo de Ampuero; el accionista de Sacyr, Vicente Benedicto; el entonces presidente de la CNMV, Carlos Arenillas o el director de la oficina económica de la presidencia del Gobierno, Miguel Sebastián.

Este proyecto, que se denominó Trampa/Sacyr, se habría desarrollado entre 2004 y 2005 «teniendo por objeto la obtención de información sobre el denominado Grupo Hostil mediante la realización de seguimientos y el uso de diferentes medios e incluso artificios técnicos para controlar sus comunicaciones en relación al intento de adquisición por parte de Sacyr de una participación significativa en el BBVA».

Las prácticas de Villarejo habrían afectado a la libertad, intimidad, reputación, carrera profesional y a la esfera más privada de la vida personal y familiar de sus investigados

Según Anticorrupción, las labores de inteligencia de Villarejo hacia estas personas habrían incluido el «acceso a tráficos de llamadas de las personas investigadas y se habría enmarcado en una estrategia global desarrollada a través de diversas técnicas de hostigamiento». Dichas técnicas, sostiene el Ministerio Público, habrían afectado a «su libertad, intimidad, reputación, carrera profesional y a la esfera más privada de su vida personal y familiar» de los investigados.

Francisco González, según considera la Fiscalía que se extrae de las pruebas practicadas, habría tenido conocimiento del resultado de los trabajos de Villarejo en este proyecto. «En el informe policial nº275/2019, de 7 de febrero se transcriben las conversaciones entre los implicados José Manuel Villarejo Pérez, Julio Corrochano, Enrique García Castaño (ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo de la Policía) y Rafael Redondo (socio de Villarejo en Cenyt). En ellas se constata cómo Julio Corrochano daría cuenta del resultado de las gestiones desarrolladas por Cenyt al presidente Francisco González», se afirma en el informe de la Fiscalía.

«Facturas fuera de los circuitos protocolizados»

Para el Ministerio fiscal, el presidente de BBVA «dispuso» que fuera el ex jefe de Seguridad del banco, Julio Corrochano, quien negociara con los máximos responsables de Riesgos del banco «los términos de los contratos con Cenyt». Así, según el citado escrito de la Fiscalía, Corrochano «habría negociado con los responsables de Riesgos Antonio Béjar e Ignacio Pérez Caballero, bajo la dirección del director general Manuel Castro, los términos de los contratos con Cenyt y sus modificaciones, canalizar las facturas fuera de los circuitos protocolizados dado su carácter ilícito y validar los servicios para que tuvieran lugar los correspondientes pagos por parte del área de contabilidad dirigida por Ricardo Gómez, bajo la supervisión del director general de BBVA, Juan Asúa y del director general de Servicios Jurídicos de BBVA, Eduardo Arbizu».

La versión de Francisco González

En un comunicado remitido a este diario, el ex presidente de BBVA, Francisco González, afirma que «quiere desmentir de forma categórica la información publicada por el diario El País, que hace referencia a un informe de la Fiscalía en el que supuestamente se le acusa de haber ordenado de forma opaca la contratación del señor Villarejo y la empresa Cenyt».

Dicho informe de la Fiscalía es el mismo al que ha accedido El Independiente y cuyo contenido sustenta esta noticia. El comunicado de González sigue: «Francisco González, que en los próximos día hará público un detallado comunicado de su declaración en la Audiencia Nacional, dejó claro en dicha declaración ante el juez titular del juzgado número 6 de instrucción de la Audiencia Nacional y los fiscales, que en contra de lo publicado, no participó en la contratación de esta empresa ni tuvo conocimiento de la contratación de la misma por parte de BBVA hasta mayo de 2018. Además, en la misma declaración en sede judicial, Francisco González también quiso aclarar que nunca participó en la contratación de ningún proveedor externo, y que ésto correspondía a los responsables de las diferentes áreas. Además, el ex presidente de BBVA fue muy tajante en su declaración al señalar que tanto el Banco como él mismo desconocían las actividades que desarrollaba la empresa Cenyt y el Sr. Villarejo, y por tanto no puede atribuírsele ningún tipo de responsabilidad sobre cualquier actividad ilegal que pudieran haber realizado».

Comentar ()