Política

Cinco miembros del Gobierno acompañarán a Sánchez en la mesa de negociación con Torra

Pedro Sánchez y Quim Torra, en el Palau de la Generalitat. EFE

El Gobierno ha anunciado este jueves que la delegación de Moncloa para la mesa de negociación con la Generalitat estará formada por seis personas. Al presidente Pedro Sánchez, que se comprometió con Quim Torra a encabezar personalmente esta iniciativa, le acompañarán finalmente cinco miembros de su Ejecutivo: la vicepresidenta primera Carmen Calvo, el vicepresidente segundo Pablo Iglesias, y los ministros Salvador Illa, Manuel Castells y Carolina Darías.

La primera reunión de esta mesa de negociación se celebrará el miércoles por la tarde en Moncloa, pero todavía se desconoce quién la integrará por parte de la Generalitat, aunque se cuenta con la presencia tanto de Quim Torra como de su vicepresidente, Pere Aragonès.

Torra no ha revelado la composición completa de su delegación

Precisamente, uno de los aspectos que afeó la Generalitat a Moncloa fue no haber revelado la composición de su delegación antes de proponer la cita del lunes, finalmente desplazada al miércoles alegando problemas de agenda pero, sobre todo, como rechazo a una fecha que habían pactado previamente los portavoces parlamentarios de PSOE y ERC, Adriana Lastra y Gabriel Rufián, respectivamente.

Precisamente, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ya formó parte de la delegación socialista que negoció el pacto de investidura con los republicanos catalanes en representación del PSC. Secretario general de este partido, fue el nombre impuesto por Miquel Iceta, frente al de Teresa Cunillera, actual delegada del Gobierno en Cataluña, que Sánchez sondeó para Polìtica Territorial. Precisamente la titular de esta cartera, la canaria Carolina Darías también formará parte de la llamada «mesa de diálogo» junto con la «cuota» de los Comunes, Manuel Castells, y los vicepresidentes Calvo e Iglesias.

Sánchez defiende empezar con temas «fáciles de acordar»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este jueves que la mesa de diálogo con el Govern catalán que arrancará el próximo 26 de febrero, empiece con temas «más fáciles de acordar» para favorecer el avance de la negociación que prevé «prologada y compleja».

En declaraciones a su llegada al Consejo Europeo extraordinario que comienza en Bruselas, Sánchez ha señalado que para abordar la negociación con «autenticidad, siendo generosos, responsables y teniendo altura de miras» ve relevante hablar primero de las cosas en las que el Gobierno y la Generalitat puedan «llegar a un acuerdo más facil».

«No vamos a empezar por las conclusiones sino por las cuestiones en las que podamos estar más de acuerdo las dos administraciones», ha señalado el jefe del Gobierno, al tiempo que ha reiterado que la voluntad de su Ejecutivo es acudir al encuentro con espíritu constructivo y con «transparencia absoluta».

A su vez, el presidente del Gobierno ha quitado hierro a que el clima preelectoral en Cataluña pueda minar la mesa de negociación. «Vamos primero a celebrar la primera reunión, entiendo que el president Quim Torra pueda tener sus dificultades o a lo mejor no le guste el formato de la reunión», ha subrayado, pero, en todo caso, ha puesto en valor el paso «sustantivo» que da tanto el Ejecutivo como las fuerzas independentistas sentándose a dialogar.

Además, ha reivindicado la composición de la mesa, que contará con dirigentes de PSOE, PSC, Podemos y comunes, al asegurar que el gobierno de coalición de España «representa a una parte importante» de los catalanes.

Te puede interesar

Comentar ()