Política

Dolores Delgado: "Haber sido ministra de Justicia debe verse como una fortaleza para ser fiscal general"

logo
Dolores Delgado: "Haber sido ministra de Justicia debe verse como una fortaleza para ser fiscal general"

Dolores Delgado, en el Congreso. EP

Resumen:

Dolores Delgado defendió este jueves en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados su paso por el Gobierno socialista de Pedro Sánchez como «una fortaleza y no como una debilidad» para acceder a la Fiscalía General del Estado. Propuesta por el Gobierno, Delgado compareció este jueves ante los representantes de los grupos parlamentarios que deben certificar que cumple los requisitos para acceder al cargo, el último trámite legal para hacerlo.

Durante su exposición inicial, que se prolongó durante más de una hora y en la que repasó todos sus logros profesionales y sus intenciones al frente del Ministerio Público, afirmó que «el hecho de haber desempeñado el cargo de ministra de Justicia debe entenderse no como una debilidad sino como una fortaleza para ser fiscal general del Estado». También dijo que «reducir la Fiscalía a una institución bajo permanente sospecha, dependiente de los vaivenes políticos, es injusto para quienes acuden a diario a resolver marañas procesales».

«Mal me conocen quienes piensan que una servidora pública puede traicionar los principios y convicciones que me han hecho llegar hasta aquí. Me avala mi relación con la Fiscalía cuando he estado fuera de ella. Todos encontraraán en el Ministerio Fiscal un muro de contención frente a quienes quieren imponerse desde el abuso», afirmó.

Respondió así a las críticas políticas, fiscales e incluso en el seno del Consejo General del Poder Judicial hacia su nombramiento, donde se avaló su propuesta aunque con siete votos discordantes de quienes consideraron que «las circunstancias que concurren en ella crean una apariencia de vinculación con el Poder Ejecutivo que no contribuye a la percepción de la independencia de la Fiscalía».

«Fiscales autónomos, no un colectivo robótico»

Delgado, que pasó del Ministerio de Justicia a las listas del PSOE para concurrir a las últimas elecciones como diputada de dicho grupo, afirmó durante su comparecencia que «mi concepción de la Fiscalía, lejos de pensar en un colectivo robótico, pasa por considerar a los fiscales como los grandes profesionales que son y responder a los retos que plantea la sociedad dentro y fuera de la jurisdicción. Los fiscales debemos ser autónomos frente al poder Ejecutivo y responsables ante la sociedad y nuestra propia jerarquía interna», dijo Delgado.

Se definió a sí misma como una funcionaria de trinchera, que lleva «la Justicia española en el corazón» y ha pasado por destinos «alejados de la mesa camilla», como la lucha contra el tráfico de drogas o el terrorismo de ETA y yihadista.

Delgado recordó a los presentes el procedimiento de su nombramiento y afirmó que el CGPJ debió abordar los «requisitos estrictamente objetivos y si concurren o no tales requisitos» (poniendo mucho énfasis en dicha afirmación». «Tienen la capacidad de valorar en razón a mi currículum y mi aptitud para desempeñar esa responsabilidad. El segundo no se tiene que valorar sin el primero», dijo.

Comentar ()