La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha lamentado la falta de «educación» y de «respeto» de la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, que la consideró la «mujer más humillada de la política española».

Antes de pronunciar una conferencia en la Universidad de Sevilla, Montero ha dicho a los periodistas que Álvarez de Toledo «es la mejor prueba de que existen las clases sociales y que es mejor venir de una familia humilde como la mía, pero que me ha dado una buena educación, a tener un apellido bien pero que no le hayan enseñado ni educación ni respeto».

La ministra se pronunciaba de esta forma tras ser preguntada por las afirmaciones de la portavoz del PP, quien dijo que Montero «es la mujer más humillada de la política española», porque, a su juicio, el vicepresidente Pablo Iglesias «ha salido cual macho alfa a defender a su hembra de un colega de un ministerio».

Álvarez de Toledo se refería a las tensiones en el Gobierno por el anteproyecto de ley de libertades sexuales, elaborado por el Ministerio de Igualdad, que provocaron que Iglesias afirmara este martes que en las «excusas técnicas» que se han planteado al texto en otros departamentos ministeriales «hay mucho machista frustrado».

«Si yo fuera ministra de Igualdad y mi marido -en referencia al vicepresidente Pablo Iglesias- saliera cual macho alfa a defender a su hembra de un colega de un ministerio, lo mandaría al sofá», dijo la portavoz popular.