Política

Madrid endurece los controles: el certificado para ir a trabajar ya es obligatorio

La Policía Municipal comenzará a multar a partir de hoy a todos aquellas personas que circulen por la vía pública y no cuenten con un salvoconducto laboral | Aunque sí recomendados, los justificantes no son obligatorios en ninguna otra autonomía

El recién elegido alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida

EFE

Madrid endurece las medidas de control sobre el movimiento de los ciudadanos. A partir de este martes la Policía Municipal comenzará a multar a todas aquellas personas que circulen sin contar con un justificante de trabajo, que pasa a ser obligatorio. De este modo, las sanciones se impondrán y luego «se harán las comprobaciones posteriores» si el damnificado demuestra que tiene un certificado, pero no lo llevaba encima en ese momento.

«Cualquier persona que se pare en la calle, diga que va a trabajar y no pueda documentarlo, será sancionada», afirmaba el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida en una entrevista para Europa Press, quien ha asegurado que los controles en la ciudad seguirán siendo «intensos».

Se trata de la primera administración que impone el certificado laboral como salvocondunto obligatorio para circular por la vía pública. En el resto de autonomías, aunque recomendable para agilizar los controles policiales, aún no se ha blindado esta norma.

El endurecimiento de las normas se aplicará también a los casos en que se identifique a personas que van a hacer la compra y pongan «excusas genéricas» para estar en la calle, si bien el regidor madrileño no ha especificado cómo controlar este tipo de acciones. «No vale con ir con una bolsa por la calle», afirmaba. En este caso, la Policía observará que se trata de una «compra razonable» que garantiza «el suministro de alimentos».

Según datos facilitados por el Ayuntamiento de Madrid, en la capital se registran una media de 900 sanciones diarias, un número que se ha mantenido estable en los últimos días.

Paralizar las obras en Madrid

Más allá de la continua demanda de material de protección sanitaria y recursos económicos para hacer frente al avance de la pandemia en la capital, José Luis Martínez-Almeida ha lanzado una nueva petición al Gobierno este martes: poner fin a las obras de Madrid.

«Cualquier medida que podamos reforzar de manera inmediata nos permitirá conseguir nuestro objetivo lo antes posible», justificaba Almeida en una entrevista para Espejo Público, refiriéndose a conseguir «doblegar la curva». Y las obras, apuntaba el dirigente municipal del PP, «son un foco de contagio».

Comentar ()