Los principales sindicatos policiales y asociaciones representativas en la Guardia Civil y las Fuerzas Armadas reclaman al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se les proporcione con la mayor urgencia medidas de protección «eficaces» en materia de seguridad y salud laboral y que se les declare personal de alto riesgo por la exposición que tienen al contagio por coronavirus.

Comisiones Obreras, el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) han enviado este martes una carta al jefe del Ejecutivo en la que le hacen ver que «no se están respetando» el derecho de los funcionarios a recibir una «protección eficaz» al no contar con los equipos individuales necesarios en el ejercicio de su trabajo.

Según los datos que exponen las cuatro organizaciones en su misiva, unos 9.000 profesionales de los cuerpos de seguridad -incluidas las policías autonómicas y locales- se encuentran infectados o aislados a la espera de someterse a las pruebas médicas que determinen si también son positivos. «Si no se adopta una rápida solución y aumenta la cifra de contagios y aislamientos entre los agentes, podría ponerse en serios apuros la capacidad operativa de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y las Fuerzas Armadas», advierten.

Loader Loading…
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

En este sentido, los representantes de los policías y militares reclaman al jefe del Ejecutivo que se les declare personal de alto riesgo en la lucha contra la pandemia, lo que permitiría a los funcionarios tener acceso a los test que determinen si están infectados.

Equipos de protección

«Los profesionales de la seguridad pública ya son personal de riesgo. En consecuencia, consideramos esencial que todos los policías, guardias civiles y militares tengamos reconocida tal condición de grupo de riesgo. De modo que, en primer lugar, se nos provea de manera inmediata de los equipos de protección; en segundo, que todos los afectados tengan acceso a los test rápidos de detección del covid-19 y, finalmente, que se organicen los servicios para que se preserve el derecho a recibir una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el ejercicio de su actividad y para preservar la salud de la ciudadanía», agregan.

Desde hace semanas, sindicatos policiales y asociaciones profesionales de la Guardia Civil vienen demandando al Ministerio del Interior que les provea de los suficientes equipos de protección para garantizar su protección y evitar las bajas, sin que las organizaciones consideren que se ha dado aún respuesta a esta reivindicación.

Esa exigencia va en contra de lo que mantiene el ministro Fernando Grande-Marlaska, que este este martes mantuvo en una comparecencia informativo que los funcionarios policiales disponen de los medios «adecuados y necesarios» para prestar servicio.