Política

El PNV aprovecha la crisis para relanzar el 'Aberri Eguna' y la defensa de la ikurriña

Andoni Ortuzar apela a la "defensa de la construcción nacional" como camino para asegurar la salud y el empleo. El PNV llama a poner ikurriñas en los balcones este domingo y EH Bildu a hacerlo junto a la bandera de Navarra.

Un hombre ondea una ikurriña durante un acto político junto a cientos de pequeñas enseñas.

Un hombre ondea una ikurriña durante un acto político junto a cientos de pequeñas enseñas. MIKEL SEGOIVA

El próximo día 12 será Domingo de Resurrección, una jornada importante para el catolicismo y para el PNV. También para la izquierda abertzale. Y no por motivos religiosos. En Euskadi el nacionalismo vasco conmemorará el ‘Aberri Eguna’ o día de la Patria Vasca sin que, como es habitual, le secunden el resto de formaciones, las no nacionalistas. Será la primera ocasión desde que se celebra, desde 1932, en la que al día de la patria vasca se desarrolle en un Estado de Alarma y con la población confinada en sus casas. Una circunstancia que el PNV no ha dudado en aprovechar para impulsar una campaña de apoyo a la ikurriña como símbolo “de todos los vascos” y en defensa de la salud y el empleo en estos momentos complicados.

Lo ha hecho con una suerte de vinculación entre la “construcción nacional”, la defensa de la ikurriña, -el símbolo ideado por Sabino y Luis Arana-, y la defensa de la salud en tiempos de pandemia y de amenaza de recesión. La campaña impulsada por el partido de Andoni Ortuzar, y que desarrollará a lo largo de esta semana, apela a colocar la ikurriña en los balcones y ventanas del País Vasco. Lo ha hecho incluso promoviendo una campaña a través de las redes en las que invita a aprovechar el confinamiento para dar “lo mejor de nosotros mismos” para “lograrlo”.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado que ésta será una conmemoración especial del ‘Aberri Eguna’, similar a las que se vivieron “en la dictadura” y “la clandestinidad”, cuando hubo que celebrarla “en la intimidad de nuestros hogares”. El presidente del PNV considera que “la construcción nacional” o la defensa de Euskadi “es la defensa de la salud, de la sociedad vasca y también de los puestos de trabajo”.  En una reciente entrevista al diario ‘Deia’, que se ha sumado a la campaña en favor de la colocación de la enseña en los balcones y ventanas, Ortuzar señala que es tiempo para “traer el espíritu nacional a las familias”.

El líder nacionalista reivindica la ikurriña como “un símbolo que nos une a todos” y que en esta ocasión tiene más valor que nunca exteriorizarlo mediante su colocación. Recuerda que, si bien en ediciones anteriores los desplazamientos con motivo de la Semana Santa impedían a muchos poder hacerlo, la situación de confinamiento al que está obligada la población hace que ya no exista “excusa para que no se exteriorice” ese sentimiento.

Bandera de Navarra

El PNV siempre ha dado un gran valor a esta conmemoración en favor de la ‘patria vasca’ coincidiendo con el ‘Aberri Eguna’. El año pasado, con motivo del 125 aniversario de su creación por parte del fundador del partido y su hermano, la formación llevó a cabo numerosos actos. Este año el ‘Aberri Eguna’ se había ubicado en el calendario como una oportunidad para escenificar la previsible victoria que el partido hubiera logrado en los comicios del 5 de abril que se aplazaron a consecuencia del coronavirus.

Pero el día de la patria vasca, además de ser un acto conmemorado sólo por las formaciones nacionalistas, es una jornada en la que ni siquiera éstas lo celebran unidas. Así, la izquierda abertzale ha organizado e impulsado ya sus propias iniciativas reivindicativas para este domingo. En su caso se trata de una apuesta por un ‘Aberri Eguna’ virtual y de manera conjunta para reclamar una ‘Euskal Herria unida’, llamando a la colocación no sólo de la ikurriña sino también de la bandera de Navarra en los balcones del País Vasco y de la Comunidad foral.

Bajo la plataforma ‘Euskal Herria Batera’ (Euskal Herria unida), distintos sectores de la izquierda abertzale, con EH Bildu a la cabeza, han llamado a la ciudadanía no sólo a poner en balcones y ventanas las enseñas de Euskadi y Navarra sino a fotografiarse para crear un gran mosaico reivindicativo en favor de una “Euskal Herria con capacidad de decisión”.

Esta apuesta incluye un minuto de silencio a partir de las 12.30 horas del mediodía del próximo domingo en recuerdo a las personas fallecidas en la epidemia. Se insta incluso a colocar un crespón negro en las banderas. Posteriormente, se plantea cantar uno de los temas populares más conocidos en Euskadi, el ‘Txoria txori’ de Mikel Laboa. Un tema que se invita a las radios a emitir a la misma hora.     

 

Comentar ()