Política

Casado y Sánchez se reunirán el lunes para sondear la puesta en marcha del pacto de reconstrucción

Montero replica a Rufián que la prioridad ahora es luchar contra el Covid-19, no la pesa bilateral con el gobierno catalán

Sánchez y Casado, en Moncloa. EP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Pablo Casado, se reunirán finalmente el próximo lunes a las 11 de la mañana. El líder del Partido Popular ha cerrado esta fecha sin querer aceptar la que le imponía Moncloa, de la que se enteró por la prensa, y después de que sus gabinetes negociaran durante los últimos días la fecha del encuentro.

Casado fue inicialmente citado este jueves, aunque lo hizo en público la portavoz María Jesús Montero, sin que el Partido Popular hubiera recibido ninguna llamada desde Moncloa. El malestar que provocó esta situación ha forzado el retraso del encuentro, que cerrará la ronda preliminar de contactos del Gobierno, en la que no han querido participar ni Vox ni la CUP.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha calificado al PP «como pieza fundamental, muy importante» de una «gran alianza» cuyo objetivo es, volver a la senda de crecimiento y de estabilidad con la que había arrancado 2020. «Confiamos en que el PP se sume a ese proyecto», ha agregado tras dar cuenta de la segunda jornada de la ronda de contactos del presidente del Ejecutivo con distintos grupos parlamentarios previa a la gran reunión que pretende convocar la próxima semana.

Moncloa querría haber empezado con el líder de la oposición esta ronda para poder cerrar la fecha del encuentro multipartito, pero no será posible hasta que Sánchez y Casado hablen el lunes. La futura mesa de diálogo pretende «compartir las prioridades y los retos más urgentes a los que se enfrenta el país, aunque es obvio, de sentido común que si hay un diagnóstico compartido eso alimentará el esqueleto de los Presupuestos Generales del Estado» para el año que viene, una vez que se ha descartado la posibilidad de tener cuentas públicas para 2020, ha explicado la también ministra de Hacienda.

Montero replica a Rufián que la prioridad ahora es luchar contra el contagio y sus consecencias

El Gobierno se presentará a esa mesa, cuya idea es convocarla «a la mayor brevedad posible», sin una propuesta por escrito ni orden del día prefijado. Moncloa quiere un debate «abierto y flexible, sin perímetro de discusión», de modo que «no haya ningún impedimento ni justificación» para que nadie se descuelgue de esta iniciativa

Respecto a la exigencia de ERC de compatibilizar los trabajos para el nuevo pacto de reconstrucción con la mesa bilateral con el gobierno catalán, Montoro ha replicado que la prioridad es la lucha contra el coronavirus y sus conseuencias, y cuando se consiga una cierta normalidad se retomarán «las cuestiones políticas». «Ahora estamos volcados en poner toda nuestra energía y recursos en luchar contra este virus».

De igual modo, ha criticado implícitamente a JxC, que pretende llevar a ese pacto el derecho de autodeterminación, insistiendo en que la lucha contra la pandemia «es lo que tenemos que poner en el primer plano. Es sentarse a dialogar de aquello que nos ha ocurrido» con el Covid-19.

Ha eludido, por otro lado Montero, aclarar su posición sobre la «desescalada» en dos fases que ha anunciado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de modo que en la primera iría el sector productivo para no terminar de levantar el resto de las restricciones hasta finales de año.

Comentar ()