Política

Cataluña podría aprobar su plan de desconfinamiento a finales de semana

El presidente de la Generalit, Quim Torra, en una reunión del Govern. EFE

El Govern de la Generalitat de Cataluña podría aprobar a finales de esta semana su plan de desconfinamiento basado en la propuesta del virólogo Oriol Mitjà. Así al menos lo ha anunciado la portavoz del Govern, Meritxell Budó, asegurando que en estos momentos ya se está analizando «con los diferentes ámbitos que tienen algo que decir» al respecto. Mucho más prudente se ha mostrado la titular de Salud, Alba Vergés, quien ha recordado que la de Mitjà es solo una propuesta que debe analizarse en todos su puntos.

Entre ellos, el controvertido pasaporte sanitario, que Vergés se ha negado a avalar en la comparecencia posterior a la reunión de seguimiento de la crisis del coronavirus, pese a que fue anunciado este domingo por el propio president Quim Torra. Meritxell Budó ha precisado que la aprobación se llevará a cabo en una reunión extraordinaria del ejecutivo catalán, tal como anunció Torra, y que esta reunión del Consell Executiu podría producirse a finales de esta semana. Una proyección que obligaría a reunir al Govern el jueves o sábado, puesto que el viernes está convocado el Pleno del Parlament para aprobar los presupuestos de la Generalitat para 2020.

El pasado 7 de abril, el presidente de la Generalitat encargó a Mitjà, muy crítico con la gestión del Gobierno, la redacción de un informe que trazara la estrategia a seguir una vez se levante el confinamiento de la población, a fin de recuperar la actividad social y económica sin exponer a la población a un nuevo brote de contagios por coronavirus.

Aunque las autonomías no tienen competencia para ejecutar planes de este tipo, Budó ha defendido que «nadie ha dicho que no sea competencia de la Generalitat pensar en la mejor manera de salir de esta pandemia para sus ciudadanos y ciudadanas».

«A partir de aquí -ha continuado- lo que desgraciadamente nos retiraron a través del estado de alarma son las competencias para poder ejecutar estas decisiones». Budó ha insistido una vez más en reclamar al Gobierno «que nos devuelva las competencias».

División por el pasaporte sanitario

Budó y Vergés no han podido ocultar, sin embargo, que el plan de Mitjà provoca disenso en el Govern, tanto por la imposición de un proyecto anunciado ayer por Torra al margen del criterio de los expertos del Departamento de Salud como la imposición de medidas como el pasaporte sanitario. O la propuesta de realizar 1,5 millones de test PCR y 6 millones de test serológicos, para los que Vergés ha reconocido tácitamente que no disponen de medios.

El pasaporte o certificado sanitario para acceder a locales públicos ha sido uno de los puntos más debatidos en el Govern. Al ser preguntada sobre si apoya esta medida, la consellera de Salut se ha negado a contestar. «No diré si o no, no es relevante mi opinión personal como consellera sino que el debate se haga» ha advertido. «y el debate requiere tiempo».

Vergès ha insistido en que el Govern está estudiando esa»recomendación» de Mitjà para estudiar la medida, como están haciendo otros países europeos. «Es lo que estamos haciendo, no sé si en una semana estará dirimido, pero tenemos qué ver ventajas tiene y en qué nos puede ayudar». La consellera de Salut, mucho más escéptica a las medidas de Mitjà que los consellers de JxCat ha insistido en que «queremos controlar la epidemia, no controlar a la sociedad» para advertir de que la propuesta del asaporte `»está muy a debate porque incluye aspectos que van más allá de la herramienta tecnológica, como los criterios bioéticos, o cómo se incorpora la protección de datos y el acceso a estos datos».

«Hay que ver si es el mejor instrumento, y en qué condiciones» ha concluido la consellera de Salut para evitar ligarse a una medida que el president Torra anunció como parte del decálogo de propuestas para el desconfinamiento del gobierno catalán, aunque sólo se trata de momento de la propuesta que Mitjà trasladó al Govern este viernes, que debía empezar a valorar el Procicat este lunes. El plan se ha trasladado ahora a todos los departamentos de la Generalitat, que deben hacer sus aportaciones antes de recibir el visto bueno del comité de emergencia y ser aprobado pro el Consell Executiu.

Comentar ()