Política

Una empresa dice que ofreció al Gobierno mascarillas a precio de coste y no le han contestado

El distribuidor asegura que ha ofertado mascarillas del mismo tipo que las que ha tenido que devolver Sanidad por bajo nivel de filtración a un euro más barata y que Defensa estaba dispuesto a traer la mercancía desde China en un avión militar

Mascarilla defectuosa repartida por el Ministerio de Sanidad, del fabricante chino GarryGalaxy Biothecnology Co. Ltd.

Mascarilla defectuosa del fabricante chino GarryGalaxy Biothecnology Co Ltd. EP

Un distribuidor español del sector farmacéutico con una década de experiencia en la importación de productos fabricados en China ha mostrado su indignación por el hecho de que ofreció al Gobierno suministrarle mascarillas a un euro más barato que las que el Ministerio de Sanidad ha tenido que devolver por su bajo nivel de filtración y nunca obtuvo respuesta.

El Independiente ha tenido acceso a los correos electrónicos que esta empresa española, que pide anonimato, envió al Ministerio de Defensa ofreciéndole la posibilidad de gestionarle la compra de medios de protección aprovechando su conocimiento del mercado chino. El consejero delegado de esta compañía asegura que ofertó la mercancía «a precio de coste» y que su única pretensión era «ayudar» ante la necesidad de material que tenía el sistema público para hacer frente al coronavirus.

«Como empresa dedicada al sector farmacéutico indicarles que una de nuestras divisiones ha estado distribuyendo en España mascarillas a nivel de farmacia durante los últimos años, por lo que mantenemos un amplio conocimiento de las fábricas en China y de cuáles son las más confiables. Actualmente estamos negociando varias partidas fuera de España dado que en España teníamos complicado poder traerlas hasta la fecha. A modo indicativo le adjunto la documentación correspondiente a las mascarillas N95 que estamos trabajando», escribió el pasado 2 de abril al Ministerio de Defensa, del que es proveedor desde hace dos años.

En dicho correo, la compañía detallaba que podían conseguir mascarillas del tipo FFP2 por 2,5 euros en caso de pedidos superiores a los cinco millones de unidades y que el fabricante con el que trabajan cuenta con todas las certificaciones, incluido el marcador CE. El distribuidor estaba convencido de poder bajar más ese importe.

Ese precio suponía un euro menos de lo que pactó pagar Sanidad al intermediario chino Hangzhou Ruining Trading Co. Ltd. por el lote de 8,8 millones de mascarillas (FFP2) que le encargó el pasado 20 de marzo. El montante superaba los 31,29 millones de euros, cantidad que incluía las tasas, aranceles y un 10 % de gastos que no se especifican en la memoria justificativa publicada en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

El distribuidor asegura que ha ofertado mascarillas del mismo tipo que las que ha tenido que devolver el Ministerio de Sanidad por baja filtración a un euro más barata

De esa partida, 2,1 millones son las fabricadas por GarryGalaxy Biothecnology Co. Ltd., devueltas semanas después -cuando al menos una parte había sido ya distribuida entre el personal sanitario, lo que ha provocado que algunos se hayan contagiado- tras detectar el Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo del Gobierno de España que la eficacia media de filtración no superaba el 70 %. La normativa europea exige que tenga el 92 % para que el protector bucal pueda comercializarse como de clase 2.

El empresario ha asegurado a este diario que Defensa se ofrecía incluso a fletar un avión que trajera la mercancía desde China, si bien las conversaciones no avanzaron por la exigencia de que había que abonar el coste de toda la mercancía por adelantado. «Según nos informaron, el problema era la forma de pago y por eso no se pudo avanzar más», ha indicado.

Mascarillas ofrecidas a Defensa por un distribuidor.

El distribuidor volvía a escribir a su interlocutora el pasado 22 de abril, después de haber conocido por la prensa que Sanidad había anticipado una gran parte del pago en el pedido de las mascarillas defectuosas. No entendía que lo que había sido un impedimento para él no lo hubiera sido para otros intermediarios del Gobierno.

«Realmente sorprenden estas noticias y no sé cómo hacer o con quien hablar. Nosotros mascarillas como éstas, pero correctas, con aprobaciones, con test, teniendo a nuestra propia gente monitorizando el proceso de fabricación y avisando al cliente del día a día de la fabricación las estamos ofertando actualmente a 2,5 euros CIF y creemos poder bajar el precio sensiblemente con volúmenes interesantes. El tema del pago está ahí pero me sorprende que se pague 1 euro más  por algo que ni siquiera está bien (y hablan de prepago). No sé si hay algo que podamos hacer. Nosotros estamos vendiéndolas finalmente a empresas privadas que sí adelantan el dinero sin problema y que las necesitan para sus empleados, pero es una pena no poder ayudar más en otras vertientes «, exponía.

Vídeos del proceso para el cliente

Tampoco tuvo respuesta aquel e-mail, al que siguió un tercero dos días después en el que detallaba qué hacía su empresa por si ello podía ayudar a Defensa o a otro departamento gubernamental en la compra de material de protección. En este sentido, la empresa explicaba que ellos mandan a una persona a la fábrica durante el proceso de producción de las mascarillas para «monitorizar el proceso completo e informar al cliente a diario con vídeos del proceso y fotos de las mascarillas».

En esa línea de colaboración, también precisaba cuál era el precio al que compraban la mercancía en origen. «Nuestro margen será únicamente para cubrir los gastos de aduana, IVA, coste de la persona en la fábrica y poco más. No estamos en este negocio de las mascarillas para ganar dinero, queremos ayudar. Queremos ofrecer nuestro conocimiento en Asia, donde llevo personalmente trabajando más de 25 años», indicaba.

Sanidad ha comprado hasta la fecha más de 787,5 millones de mascarillas de distintos niveles de protección, siendo con diferencia el producto con más adquisiciones. Le siguen los guantes de nitrilo (115,9 millones de pares) y las batas desechables, con 39,64 millones de unidades.

Comentar ()