Política

Interior ha hecho el test del coronavirus a 9.386 guardias civiles, el 12 % de la plantilla

El Instituto Armado ha realizado hasta ahora 12.400 pruebas de diagnóstico, de las que 6.400 han sido por PCR / La dirección anuncia a las asociaciones profesionales la compra de 10.000 kits de test rápidos que distribuirá ahora entre las comandancias

Una pareja de guardias civiles, en labores de control de movimiento durante el estado de alarma.

Una pareja de guardias civiles, en labores de control de movimiento durante el estado de alarma. EP

La Guardia Civil ha realizado el test diagnóstico del coronavirus hasta la fecha a 9.386 agentes, cifra que representa en torno al 12 % de la plantilla. Las pruebas han arrojado ya más de mil positivos, encontrándose actualmente unos 800 funcionarios aislados por presentar síntomas compatibles con la covid-19 o haber estado en contacto con alguna persona contagiada.

Los datos de la incidencia de la pandemia los ha dado a conocer la dirección del Cuerpo a los representantes de las asociaciones profesionales en el curso del pleno extraordinario del Consejo de la Guardia Civil, celebrado este viernes de forma telemática y que ha durado casi seis horas.

Según la información ofrecida, el Instituto Armado ha realizado hasta el momento 12.401 test a sus agentes, de los que 6.396 (el 51,57 %) han sido por el procedimiento de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) -la más fiable a la hora de detectar la presencia del virus- y 6.005 han sido rápidas. En total se contabilizado 1.011 positivos.

El coronavirus está teniendo una mayor incidencia en la Guardia Civil que en la Policía Nacional, otro de los cuerpos que tienen la misión de controlar los movimientos justificados de personas y vehículos mientras dure el estado de alarma. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha encargado un estudio para conocer las causas de esta mayor afectación, que se ha cobrado la vida de ocho agentes: Pedro Alameda, Francisco Javier Collado, José Antonio Redondo, Jesús Gayoso, Manuel Matías Fernández, Fernando Santiago, Francisco Martínez y Francisco Castro.

Según ha podido conocer El Independiente, los representantes de los guardias civiles han exigido a la directora general, María Gámez, que se realicen más test a la plantilla a fin de poder detectar con mayor antelación los posibles casos positivos asintomáticos en el Cuerpo y evitar así a contribuir a propagar el virus.

En este sentido, la dirección ha informado de que han adquirido un lote de 10.000 test rápidos, de los que ya disponen de 8.000 y en breve contarán con los 2.000 restantes. Estos kits se repartirán entre las comandancias atendiendo las necesidades que tengan cada una.

La Guardia Civil ha realizado hasta el momento 12.400 test de diagnóstico, de los que 6.400 han sido por PCR

Para ello, tendrán prioridad en la realización de las pruebas los agentes que presenten algún síntoma a partir del séptimo los que hayan dado negativo en la prueba PCR pero presenta sintomatología, los que están en cuarentena por haber tenido contacto con algún contagiado, los que han recibido el alta hospitalaria o han acabado el aislamiento y el personal que sin tener tos, fiebre o dificultad respiratoria ha convivido con algún positivo.

La Guardia Civil comenzó a realizar los test a sus agentes a finales de marzo, debido a la exposición a la que están sometidos y al número de funcionarios que empezaban a causar bajas por presentar síntomas. En concreto, en Madrid habilitó tres sedes para llevarlos a cabo: el Colegio de Guardias Civiles de Valdemoro, el Parque Automovilístico de la madrileña calle de Príncipe de Vergara y la Comandancia de Tres Cantos.

En la reunión extraordinaria de este viernes, las asociaciones profesionales también han demandado a la dirección del Cuerpo que incremente el material de protección (mascarillas, guantes de nitrilo, entre otros) para que los agentes puedan ejercer su función con seguridad y no resultar contagiados.

Más medios de protección

El mayor número de test de diagnóstico, la dotación de medios de protección y que se les considere colectivo de alto riesgo -al igual que a otros cuerpos policiales- son las reivindicaciones que los representantes de los guardias civiles vienen realizando desde que se inició la crisis sanitaria, sin que la respuesta ofrecida por Interior hasta el momento haya satisfecho sus pretensiones.

En el pleno del Consejo de la Guardia Civil se han abordado otras cuestiones de interés para el colectivo. En materia económica, según las fuentes consultadas, Gámez ha reconocido que no tiene conocimiento de qué va a ocurrir con el pago del tercer tramo de la equiparación salarial (247 millones a repartir con los policías nacionales).

La directora general ha ofrecido esa respuesta el mismo día en que se ha conocido que el plan de estabilidad que el Gobierno envió en la noche de este jueves a Bruselas mantiene el compromiso de este abono, con el que se completaría el desembolso de los 807 millones de euros comprometidos por el Ejecutivo del PP en marzo de 2018.

En paralelo, la dirección ha confirmado que los agentes que se encuentran aislados en sus domicilios y que no está teletrabajando no van a sufrir merma económica en sus nóminas, por cuanto se considerará que sus bajas se han producido en acto de servicio.

En materia de vacaciones y permisos, el compromiso es que se intentará ser lo más flexible posible para su disfrute, si bien en este momento no se puede aventurar ningún escenario por cuanto la desescalada prevista por el Gobierno será asimétrica y dependerá de los marcadores que se vayan registrando en cada provincia.

Te puede interesar

Comentar ()