Política CRISIS DEL CORONAVIRUS

En qué consiste la Fase 0,5 improvisada por Sanidad para Madrid y Barcelona

logo
En qué consiste la Fase 0,5 improvisada por Sanidad para Madrid y Barcelona

Los bares y las terrazas permanecen cerradas en la Plaza Mayor. EFE

Resumen:

El Ministerio de Sanidad rechaza que la Comunidad de Madrid, junto al área metropolitana de Barcelona, pasen a la Fase 1 y plantean para estos territorios una Fase 0,5 a partir del lunes 18 de mayo. Una etapa intermedia, con «mejoras», en la que se levantarán ciertas restricciones, pero donde seguirán prohibidos aspectos básicos que sí se permiten en la Fase 1. Una etapa improvisada, que no estaba contemplada en el plan original del Gobierno y cuyas normas se tendrán que sentar sobre la marcha.

En ambos lugares seguirán cerradas las terrazas y viajar a segundas residencias, según explican fuentes de la consejería de Sanidad madrileña. Tampoco se permitirán las reuniones sociales de hasta 10 personas aún respetando la distancia física ni las visitas a familiares, una de las libertades que sí contempla la Fase 1.

En la Fase 0,5, sin embargo, sí que estará permitido celebrar espectáculos culturales de menos de 30 personas en lugares cerrados y con menos de 200 personas si son al aire libre. Una incongruencia que critican desde el Ejecutivo regional.

También se permite los mercados al aire libre con un límite de aforo de un tercio del habitual o los velatorios con 10 personas en espacios cerrados y 15 en espacios al aire libre. Asimismo, se procederá al acondicionamiento y desinfección de centros educativos y universidades.

Además, la medida supondrá un ligero alivio al pequeño comercio minorista, que podría comenzar a operar sin cita previa pero con aforo limitado, aunque con medidas especiales para los mayores de 65 años. Algo similar sucedería en bibliotecas, sólo para préstamo de libros, y museos.

La propuesta de la Generalitat

El Govern catalán había solicitado este jueves esta fórmula para Barcelona, una fase a medio camino para avanzar en el plan de desescalada. Entre las actividades que estarían permitidas si Sanidad da luz verde a la propuesta catalana están las de abrir las tiendas de menos de 400 metros cuadrados sin cita previa, los mercados ambulantes al aire libre con control de aforo y medidas de protección y los velatorios para un número limitado de familiares.

Cataluña también quiere que en Barcelona abran los lugares de culto hasta un tercio de su capacidad, las bibliotecas para el préstamo de libros, los museos (hasta 1/3 de aforo) o las oficinas de servicios sociales. Mientras tanto seguirían prohibidos los encuentros de hasta 10 personas, la apertura de terrazas al 50% o de hoteles.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso insiste en que la región cumple los parámetros para pasar a la Fase 1 como la mayoría de provincias. De hecho, Madrid critica que Sanidad ofrezca una Fase 0,5 para empatarles con Cataluña ya que, según las mismas fuentes, los datos de dicha región no son comparables con la mejoría de la Comunidad de Madrid.

La Comunidad de Madrid ya había solicitado pasar a la fase 1 el 11 de mayo, pero el Ministerio de Sanidad lo rechazó alegando la falta de mecanismos de detección precoz de la COVID-19 en la población, entre otras causas.

Comentar ()