País Vasco | Política

Euskadi elimina información de sus informes Covid-19 tras la renuncia de su responsable

Suprime de sus documentos diarios información sobre incidencia en hospitales, áreas sanitarias, tasa R0 de contagio o evolución diaria. La carga de trabajo y la falta de medios humanos precipita la renuncia del responsable de parte de su elaboración

La consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga.

La consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga.

El Gobierno vasco ha suprimido de sus informes diarios sobre el impacto de la epidemia abundante información. El extenso documento diario de más de 20 páginas que hasta ahora incluía numerosos gráficos, tablas y valoraciones se ha reducido desde ayer a un documento de apenas ocho páginas y del que se ha suprimido información relevante, como el indicador RO -o número reproductivo básico- por territorios históricos, el listado de infectados por municipios, los datos por áreas de salud en las que se estructura el País Vasco, así como la información detallada por hospitales que se venía aportado.

La explicación dada por la consejería para la supresión de todos estos datos es que ante la buena evolución de la epidemia en Euskadi se ha optado por “adaptar a las circunstancias” la información facilitada. Señalan además que “en los próximos días el boletín podrá experimentar cambios”. Sin embargo, según ha podido conocer ‘El independiente’, la verdadera razón de la abrupta reducción de información en el informe diario responde a una fuerte tensión en el seno del servicio de la consejería encargado de su elaboración. La carga de trabajo que venía soportando la persona responsable de su elaboración desde hace días y la falta de recursos humanos suficientes para paliarla, habrían precipitado su decisión y negativa a continuar con esta labor. Imanol Montoya, responsable del servicio de estudios, es doctor en estadística por la UPV y epidemiólogo. Era el encargado de la clasificación y ordenación de la información de una buena parte del informe y su renuncia estaría detrás de la supresión de contenido del informe.

Cada día el departamento publica desde comienzos de marzo un informe sobre los casos de Covid-19 registrados en Euskadi. El citado documento había ido aumentando de modo progresivo el volumen de información. Sin embargo, el modelo de informe había sufrido notables modificaciones y había sido puesto en duda por los cambios y errores detectados.

Así, la tabla diaria de casos positivos por coronavirus que se publicaba se suprimió definitivamente el pasado 25 de abril. En ella se detallaba la situación, día a día, desde el 5 de febrero. Las numerosas correcciones de datos, algunas con hasta dos semanas de retraso, sobre positivos, test realizados o impacto por territorios, provocaron una gran confusión sobre la credibilidad real del informe y el procedimiento de elaboración. Además de eliminar esa tabla de incidencia día a día, también se suprimió el gráfico relativo al porcentaje de positivos respecto a test realizados. Un dato que se incluía entre los muchos que llegaron a modificarse con días de retraso, al fijar una tasa máxima de positivos respecto a test realizados de hasta el 53% -el 23 de marzo- y que días después se corrigió para situarla en el 43%.

Nueva modificación

En el área encargada de elaborar los informes que a diario hace público el departamento la carga de trabajo se había incrementado de modo importante en los últimos días. En el Servicio de Epidemiología se ha incorporado ahora otro de los proyectos puestos en marcha, y que hoy presenta el departamento de Salud, como es el desarrollo del plan para la vigilancia y control de casos y sus contactos durante la fase de desescalada. Al frente del mismo estará Ignacio Garitano Gutiérrez, ginecólogo del hospital Universitario de Álava y epidemiólogo.

Uno de los datos más relevantes en este punto de la pandemia, el llamado número reproductivo básico también ha sufrido cambios en el informe publicado cada día. Hasta ahora se facilitaba información sobre la tasa de contagio de los infectados y se hacía por provincias. A medida que el índice se iba reduciendo, hasta llegar a tocar suelo con un índice de 0,69 el pasado 8 de mayo –el mismo día en el que la Consejería de Salud remitió al Ministerio de Sanidad el informe para optar al pase de la Fase I del desconfinamiento-, la información se continuó facilitando. A partir de entonces, el indicador R0 ha ido aumentando de modo significativo en los últimos días hasta alcanzar en el último informe, correspondiente al 14 de mayo, un R0 de 0,85. El desglose por territorios históricos se dejó de aportar el pasado martes. La distinta situación e impacto de la epidemia en Vizcaya, Alava y Guipúzcoa dibujaba una tasa de contagio muy dispar.  

La nueva modificación de los informes diarios complica el proceso de comparación de los documentos publicados por la consejería de Salud desde comienzos de febrero, ya que ni su contenido ni su extensión, incluso ni siquiera sus números, son en ocasiones comparables. Las primeras tablas diarias se llegaron a alterar con modificaciones en sus cifras de hasta el 25%. Salud calificó de «correcciones puntuales» los cambios de la información ya que se trataba de una información en continua revisión. Días después, en el informe se reconocían errores en la asignación de algunos datos, incluidos positivos contabilizados en días que no se correspondían con su fecha de verificación.

Comentar ()