Política

Aragonés reclama a Sánchez interlocución directa si quiere el apoyo de ERC

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, con el vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonés, en su reunión en Moncloa.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, con el vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonés, en una reunión en Moncloa. MONCLOA

Si hoy se votara la prórroga del estado de alarma «ERC tendría que votar que no» ha asegurado esta mañana el número dos de los republicanos, Pere Aragonés. El vicepresidente del Govern ha asegurado que «aún estamos lejos» de llegar a un acuerdo con el Gobierno, señalando que «la negociación está muy verde». Pero se ha esmerado por señalar el camino del encuentro: las tres condiciones puestas ayer sobre la mesa por su partido y «una larga conversación» con Pedro Sánchez para cerrar el acuerdo.

Es decir, un trato de socio preferente como el recibido hace quince días por Inés Arrimadas, líder de Cs, cuando Esquerra dio un portazo al Gobierno y Pedro Sánchez se amparó en los narajas para sacar adelante la cuarta prórroga del estado de alarma.

Gobierno y ERC han recuperado en los últimos días los equipos negociadores que permitieron cerrar el apoyo independentista a la investidura de Pedro Sánchez para desencallar las relaciones entre republicanos y el Gobierno. Pero Aragonés ha reclamado hoy, además, esa interlocución directa con el presidente que no sería nueva, pero sí quiere exhibir ahora para escenificar el regreso de Esquerra al centro del tablero político español.

«Hemos tenido ocasión de ir hablando en las últimas semanas», ha explicado Aragonés en declaraciones a TV3, refiriéndose a Pedro Sánchez, «y si finalmente tenemos que llegar a un acuerdo sobre esta prórroga del estado de alarma tendremos que tener una conversación larga».

El PSOE debe escoger

En este contexto, Aragonès ha vuelto a emplazar a Sánchez a decidir entre ERC o Cs y ha advertido al presidente de que apostar por un cambio de apoyos, es decir, por una alianza estable con los narajas, «se equivoca» porque a su juicio, «ese pacto es incoherente con un gobierno progresista». En todo caso, ha concluido, la descentralización que reclama ERC es «incompatible con la visión del estado jacobina» de Ciudadanos, así que «la decisión es del PSOE».

El dirigente de Esquerra ha señalado que el borrador que estudia el Gobierno «no cumple ninguna de las tres condiciones» planteadas por su partido. Aragonés ha reclamado «co gobernanza de verdad, que no es enviar información y que decida el ministro», ha señalado como «imprescindible» la aprobación de una prestación económica «para las familias con hijos a cargo y tienen que escoger entre el trabajo y los hijos» y ha insistido en que los ayuntamientos «tienen que poder disponer de los remanentes que la regla de gasto impuesta por el ministro Montoro les impide gastar».

El republicano ha reconocido que «en términos generales nos dicen que están de acuerdo», pero ha advertido de que «la cuestión es cómo concretamos esto, cómo se escribe en el BOE». En este contexto, ha lamentado que el sistema arbitrado por el Gobierno con el estado de alarma para ordenar la desescalada del confinamiento en España «es frustrante» porque la Conselleria debe transmitir sus datos y propuestas semanalmente al Gobierno para que éste decida.

«Que haya una única autoridad que sea el ministro de Sanidad es pasar de cuatro personas a una mandando sobre todos» ha señalado para dejar claro que los cambios introducidos de momento no satisfacen sus aspiraciones.

El republicano ha asegurado que seguirán negociando -«siempre hay canales abiertos de comunicación»- y revisando la letra pequeña de ese decreto para intentar llegar a un acuerdo, dado que ERC está convencida de que es necesario mantener el estado de alarma, pero ha dejado claro que se cobrarán ese apoyo. «No sirve de nada añadir eleme ntos al estado de alarma si no se revierte la recentralización» ha concluido.

Comentar ()