Política

Marlaska aparta también al 'número 3' de la Guardia Civil, crítico con el cese de Pérez de los Cobos

Fernando Santafé sale de la Jefatura del Mando de Operaciones y pasará a la Dirección del Centro Universitario de la Guardia Civil hasta que se jubile en un año / Su sustituto será Félix Blázquez, que antes tendrá que ser ascendido a teniente general

logo
Marlaska aparta también al 'número 3' de la Guardia Civil, crítico con el cese de Pérez de los Cobos
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este miércoles durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este miércoles durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. EP

Resumen:

El ministro Fernando Grande-Marlaska completa la remodelación en la cúpula de la Guardia Civil apartando de su puesto al teniente general Fernando Santafé, hasta ahora número tres del Cuerpo y crítico con la destitución fulminante del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de Madrid en medio de la investigación judicial por la manifestación feminista del 8-M.

El Ministerio del Interior ha informado en la tarde de este miércoles de que ha propuesto a la titular de Defensa el ascenso a teniente general del general de división Félix Blázquez González -hasta hoy Autoridad Nacional de Coordinación de las actuaciones para hacer frente a la inmigración irregular en la zona del Estrecho de Gibraltar, mar de Alborán y aguas adyacentes- para poder ocupar la Jefatura del Mando de Operaciones, el puesto que ostentaba el valenciano Santafé desde el 30 de julio de 2018. A éste le queda un año para cumplir los 65 años y pasar a la reserva.

Doctor en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, Blázquez lleva más de 40 años de servicio en la Guardia Civil. Inició su carrera como teniente en 1981 tras cursar sus estudios en la Academia General Militar de Zaragoza y en la Academia Especial de la Guardia Civil y ha desempeñado diversas responsabilidades en este tiempo, como el Mando de la Zona del País Vasco y de la Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva. También ha tenido una especial vinculación con la Unidad de Acción Rural (UAR), con base en Logroño.

Por su parte, Santafé será propuesto para ocupar un nuevo destino en la Dirección del Centro Universitario de la Guardia Civil, si bien será «encuadrado administrativamente» en una plaza del Ministerio del Interior mientras se formaliza su nombramiento. Su salida se enmarca en el «proceso natural de sustitución de equipos» con el que el ministro Grande-Marlaska ha justificado la remodelación impulsada por la Secretaría de Estado de Seguridad.

De esta forma, la Guardia Civil no sólo tendrá un nuevo Director Adjunto Operativo (DAO) –Pablo Salas, máximo responsable de Información hasta ahora- sino que contará también un nuevo número tres -Félix Blázquez González- tras la salida de Santafé. Éste no habrá permanecido ni dos años en el puesto.

Las fuentes consultadas aseguran que Santafé también se ha mostrado crítico ante la dirección general con la decisión de remover de la Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid a Diego Pérez de los Cobos, ex director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad.

El teniente general Santafé deja la Jefatura del Mando de Operaciones y será destinado a la Dirección del Centro Universitario de la Guardia Civil

En plena gestión de la pandemia, Grande-Marlaska ha abierto una crisis en el Instituto Armado al provocar la salida de Laurentino Ceña y apartar de su puesto al número tres, la persona que meses atrás se daba por hecho que sustituiría al teniente general asturiano cuando éste cumpliera los 65 años -el pasado 23 de marzo- y pasara a la reserva. Ceña había aceptado alargar su continuidad en el puesto primero hasta el 13 de mayo y después hasta el 2 de junio, pero ha precipitado su marcha ante la destitución de Pérez de los Cobos.

Hasta ahora, en los relevos en la cúpula uniformada de la Guardia Civil se respetaban los criterios de rango y antigüedad. El equipo que dirige Grande-Marlaska se ha saltado la cadena de mando y ha promocionado a dos generales que se encontraban hasta ahora en la segunda línea.

Por delante tanto de Pablo Salas como de Félix Blázquez se encontraban otros dos tenientes generales: Francisco Díaz Alcantud, Jefe del Mando de Personal, y Rafael Galán Toledo, jefe del Mando de Apoyo (Madrid). La dirección de Interior ha optado por ascender de rango a Salas y Blázquez para que puedan asumir las nuevas responsabilidades en lugar de aupar a éstas a los tres tenientes generales -sin contar a Ceña- que ya existen.

Crisis abierta

Previsiblemente, el Consejo de Ministros aprobará en su sesión extraordinaria de este viernes los ascensos de los generales de división Pablo Salas y Félix Blázquez, al objeto de que puedan ocupar sus puestos cuantos y que se cierre la crisis abierta el pasado domingo al comunicársele a Pérez de los Cobos que cesaba como jefe de la Comandancia de Madrid.

El ministro Grande-Marlaska justifica todos los cambios en un «proceso natural de sustitución de equipos» con el que se pretende dar un nuevo impulso a la Guardia Civil. «No es ni perder la confianza ni no perder la confianza, sino rodearse de personas -quienes están en la alta gestión del Ministerio del Interior- de aquellas que entienden de mayor confianza para ellas», justificó este martes.

A la vista de la decisión adoptada este miércoles, queda claro que Santafé no forma parte de ese círculo de mandos de confianza con el que Rafael Pérez -secretario de Estado de Seguridad- y María Gámez -directora general de la Guardia Civil- pretenden rodearse.

Fuentes de Interior han explicado que la salida del teniente general valenciano está vinculado al nombramiento del nuevo DAO, puesto que carecería de sentido que un mando con más antigüedad -Fernando Santafé- fuera subordinado del número dos del Cuerpo.

Comentar ()