Política

Montero contradice a Garzón para destacar el "compromiso democrático" de la Policía y Guardia Civil

Los ministros Montero e Illa. EP

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha replicado a las palabras del ministro Alberto Garzón, sugiriendo tendencias golpistas de la Guardia Civil, haciendo un reconocimiento al «rigor y profesionalidad» de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado «y especialmente» de la Benemérita, de la que ha destacado su trabajo «extraordinario» en la pandemia del Covid-19. Es más, ha destacado la «absoluta confianza» en su «compromiso democrática» y su papel durante la Transición «para disfrutar de un estado de derecho». En buena medida, también viene a corregir las palabras del presidente del Gobierno cuando este miércoles, desde la tribuna del Congreso, atribuyó los ataques a Fernando Grande-Marlaska a cuenta del cese de Diego Pérez de los Cobos, en que está desmontando la «policía patriótica» de la época de Mariano Rajoy.

Interior vela porque los «protocolos y los procesos sigan el principio de la neutralidad, objetividad y transparencia». «En nuestro país no existe ese concepto de policía patriótica, pertenece a otros momentos», ha agregado la ministra ante el interrogante de porqué, tras dos años en el Gobierno, es ahora cuando han comenzado a desmantelar dicha «policía patriótica» tal y como argumentó Sánchez el pasado miércoles.

En cambio, ha arremetido contra el PP y Vox a las que ha acusado de estar «inmersas en un ruido, que no son sólo las caceroladas sino el ambiente en el Congreso y las declaraciones de Casado y del líder de Vox». Les acusa de dejarse arrastrar por una «dinámica en que parece que todo importa menos lo que interesa a este país, permanentemente intentado agitar este ruido y haciendo de la crispación y la bronca la nota de identidad. En lugar de arrimar el hombro está obsesionada por las teorías conspiranoides».

Montero ha dado carta de naturaleza a la «geometría variable» en el Congreso y apelado al acuerdo para la reconstrucción del país. «Ha venido para quedarse y este gobierno tiene que trabajar en ese marco», eso sí, con la «interlocución prioritaria» con los partidos que apoyaron la investidura. No ha querido adelantar, sin embargo, una fecha para la reunión de la mesa de diálogo con la Generalitat, cuestión que se verá una vez «hayamos sido capaces de preservar la seguridad de los ciudadanos y retomaremos la agenda». En todo caso el compromiso era, tal y como adelantó El Independiente, reunirla a principios de julio.

Montero ha salido en defensa del currículo del amigo íntimo de Sánchez para el que han creado una dirección general

Además, la también ministra de Hacienda, se ha felicitado respecto a la disposición de Ciudadanos a negociar los próximos Presupuestos Generales del Estado.

Por otro lado, ha demostrado llevarse muy bien aprendido el currículo del amigo íntimo de Pedro Sánchez, el arquitecto José Ignacio Carnicero, para el que se ha creado una Dirección General de Agenda Urbana y Arquitectura, bajo competencia del Ministerio de José Lusi Ábalos. Tras elogiar y enumerar toda su carrera académica y profesional, ha atribuido al «ruido», las críticas a su fichaje, a pesar de las reiteradas denuncias socialistas al amiguismo y enchufismo del PP cuando gobierna.

En cuanto a la antepenúltima rectificación del Gobierno respecto a la apertura de las fronteras, Montero ha negado que haya habido cambios respecto a la posición de no abrir las mismas hasta el 1 de julio, a pesar de las palabras de la ministra Reyes Maroto ante los corresponsales extranjeros. En este sentido, Italia y España han hecho frente común para que se establezcan «unos criterios y protocolos de seguridad y sanitarias por parte Europea de modo que no haya diferencia entre países.

Unidad de acción entre España e Italia

Italia y España, los dos países europeos más golpeados por el contagio, abogan por una coordinación en el levantamiento de restricciones de las fronteras «con base en criterios epidemiológicos comunes y transparentes». Para ello será de vital importancia «compartir información» y abrir fronteras en un proceso gradual. Ambos países han remitido una carta a la presidenta de la comisión, Úrsula Von der Layen, para que coordine la apertura de las fronteras.

El Consejo de Ministros ha aprobado ese viernes, en reunión extraordinaria, la última prórroga del estado de alarma «por más que haya personas que busquen justificaciones para explicar su rechazo al instrumento más efectivo y útil par controlar la enfermedad». Ahora serán los presidentes autonómicos los que controlen la Fase 3 y decidan su entrada en «la nueva normalidad».

Comentar ()