Política

Interior enfría el deseo de Iglesias: no hay plan para desmilitarizar la Guardia Civil

Los ministros Grande-Marlaska y Pablo Iglesias, en el Senado.

Los ministros Grande-Marlaska y Pablo Iglesias, en el Senado. EP

El Ministerio del Interior no baraja ningún plan para que la Guardia Civil deje de ser un Cuerpo de naturaleza militar, como desearía el vicepresidente Pablo Iglesias. El departamento que dirige Grande-Marlaska se reitera en su criterio, sin que éste haya variado con la entrada de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición.

Con los rescoldos aún calientes por la crisis desatada por el ministro Grande-Marlaska con su decisión de destituir al coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de Madrid en plena investigación judicial del caso 8-M, Iglesias ha defendido este martes la desmilitarización de la Guardia Civil. «Si respondiera como líder de mi partido me gustaría que se puedan reunir, manifestarse y sindicarse como, de hecho, reivindican muchas asociaciones. Me parecería muy bien. Pero como vicepresidente soy prudente porque competencialmente no me corresponde», ha contestado Iglesias durante la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Tanto la Ley orgánica de la Defensa Nacional (artículo 23) como la Ley orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (noveno) definen a la Guardia Civil como un «Instituto Armado de naturaleza militar dependiente del ministro del Interior». Con todo, muchos de las propuestas de nombramientos en el Cuerpo -como el del director general- se elevan al Consejo de Ministros conjuntamente con Defensa.

«El criterio del Ministerio del Interior sobre procesos que impliquen la desmilitarización de la Guardia Civil es el mismo que se ha expresado cuando formalmente ha tenido la oportunidad en sede parlamentaria a través de preguntas escritas y de iniciativas legislativas. Por lo tanto, no existe ningún plan en ese sentido o contrario al criterio señalado anteriormente», han respondido a este diario fuentes de Interior.

Las reacciones a las palabras del vicepresidente Iglesias se han registrado también en el seno del Cuerpo. La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) considera que la desmilitarización supondría «desnaturalizar la institución más valorada por los ciudadanos para que deje ser como ha sido hasta ahora», al tiempo que ha calificado de «muy preocupante» que dicha pretensión parta del propio Ejecutivo.

«Eficacia en el servicio»

«Desde APROGC nunca hemos reclamado nada que no sea la defensa de la naturaleza militar de la Guardia Civil, en el convencimiento de que contribuye a garantizar la eficacia en el servicio a los ciudadanos», ha defendido esta asociación, abiertamente partidaria de «mantener la identidad propia» de este Cuerpo policial.

En esta línea, la organización advierte de que quien quiera «hacer desaparecer» el Instituto Armado con sus características actuales «encontrará su firme rechazo y seguro que el de muchos guardias civiles».

Comentar ()