Política

Marlaska ningunea al médico purgado en la Policía: "La primera vez que lo he visto ha sido en los platós"

El ministro del Interior insiste en que él no ha cesado a José Antonio Nieto como jefe de Riesgos Laborales y sugiere que éste no cumplió con su deber: "Un funcionario con profesionalidad, neutralidad y objetividad, si ve que algo falla, va a los tribunales"

Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, en el Senado. EP

El ministro Fernando Grande-Marlaska ha ninguneado al facultativo de la Policía Nacional que fue apartado como jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales tras recomendar a los agentes el uso de la mascarilla cuando no se había registrado ningún caso positivo por coronavirus aún en España y ha negado que él lo hubiera cesado. «La primera vez que lo he visto ha sido por los platós de televisión una vez jubilado», ha indicado.

El titular del Interior respondía así a una pregunta que le ha lanzado este martes el senador del PP Francisco Cañizares, que quería conocer si había sido él quien había destituido a José Antonio Nieto «por hacer bien su trabajo». El médico fue cesado el pasado 13 de marzo por «falta de lealtad», motivada por el reenvío a los técnicos de riesgos laborales de un correo -recibido a su vez de su superior, el comisario Guillermo Blázquez- con instrucciones sobre la covid-19.

Como ya hizo durante su comparecencia ante la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados el pasado 23 de abril, Grande-Marlasha se ha vuelto a desvincular de esa decisión. «Yo no he cesado a nadie», ha respondido el ministro. Éste siempre ha atribuido la destitución al «superior» del funcionario purgado, jubilado este domingo al cumplir los 65 años.

Ir a los «tribunales»

El titular de Interior, que ha vuelto a llamar «comisario» a José Antonio Nieto cuando era facultativo médico, ha sugerido que aquél no cumplió con su deber como servidor público. «Un funcionario con profesionalidad, neutralidad y objetividad, cuando ve que algo falla, va a los tribunales», ha defendido.

La respuesta se produce dos días después de que el Sindicato Unificado de Policía (SUP) haya pedido a la Presidencia del Gobierno que abra una investigación oficial para determinar si los ministerios de Sanidad e Interior «evitaron reforzar la protección de los policías nacionales» ante el riesgo de la covid-19 «por cuestiones estéticas y no sanitarias».

«Creemos que los policías merecen que se depuren las responsabilidades que pudieran haberse generado, en el ámbito administrativo y disciplinario, y se restaure el buen nombre y crédito profesional de un facultativo, José Antonio Nieto, que puede tener la certeza y el orgullo de que su profesionalidad ha estado muy por encima de la de quienes le han cesado», expone en la carta la secretaria general del SUP, Mónica Gracia.

En su condición de jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía Nacional, Nieto firmó un informe de cuatro páginas el pasado 24 de enero en el que proponía que los agentes destinados en los puestos fronterizos de los aeropuertos utilizaran guantes de nitrilo y mascarillas FFP2 en el control de la documentación de «pasajeros procedentes de cualquier ciudad de China u otras zonas afectadas».

El borrador de ese documento incluía la expresión «potencialmente mortal» al describir la enfermedad, pero el facultativo hubo de retirarla porque el Ministerio de Sanidad consideraba que era «demasiado alarmista» en aquel momento, cuando la epidemia iniciada en la ciudad china de Wuhan no había dado el salto aún a Europa. Casi cinco meses después, la estadística oficial reconoce más de 27.000 fallecidos por coronavirus en España. 

Comentar ()