Europa | Internacional | Política

Macron reemplaza a Édouard Philippe por Jean Castex al frente del gobierno francés

El presidente quiere dar un nuevo impulso a su mandato, tras la severa derrota de su partido en las locales

Castex primer ministro Francia

El nuevo primer ministro francés, Jean Castex, conocido como 'Monsieur Déconfinement', en El Eliseo. EFE

Edouard Philippe, primer ministro francés, ha anunciado la dimisión de su gobierno, después del fracaso cosechado en las elecciones locales del pasado domingo en el país. Philippe, curiosamente, ha sido uno de los vencedores en las municipales, al imponerse claramente en Le Havre. Será reemplazado por Jean Castex, alcalde de Prades, quien estaba a cargo de la gestión de la pandemia. Es Monsier déconfinement, o el señor de la desescalada.

Jean Castex es poco conocido. Alcalde de Prades, un pueblo de 6.000 habitantes, en los Pirineos Orientales. Se formó en la ENA (Escuela Nacional de Administración). Estuvo detrás de la candidatura de París 2024. Conservador, trabajó con Nicolas Sarkozy.

El presidente francés, Emmanuel Macron, quiere dar un giro de timón a su mandato, con la vista puesta en su reelección en 2022. Será más social y más verde. Y está claro que Macron no quiere a nadie que pueda hacerle sombra y Philippe había adquirido, desde la más absoluta discreción, mucha relevancia.

En una entrevista con diarios regionales franceses, Macron reconoció que la recuperación después de la pandemia en Francia será «muy dura» y subrayó que la prioridad será salvar los puestos de trabajo, así como la reconstrucción económica, social y medioambiental del país.

Los ecologistas han sido los grandes vencedores en los comicios locales al conquistar numerosos municipios como Burdeos, Lyon o Marsella. También han sido clave en la victoria en París de la actual alcaldesa, Anne Hidalgo, nacida en San Fernando de Cádiz.

El comunicado del Elíseo es muy breve: «El señor Édouard Philippe ha presentado la dimisión del gobierno al presidente de la República, que la ha aceptado. Asegura, con los miembros de su gabinete, que seguirán atendiendo los asuntos pendientes hasta el nombramiento de un nuevo gobierno». Ha estado 1.145 días en Matignon.

Édouard Philippe, paradójicamente, cuenta con más apoyo popular que el propio Macron. Aún así ha presentado la dimisión de su gobierno al completo. Philippe se ha garantizado su continuidad en política como alcalde de Le Havre, pero no se descarta que vuela a ser el elegido para encabezar un nuevo gobierno.

Seis de cada diez franceses, un 57%, deseaban que Philippe siguiera siendo primer ministro, según una encuesta publicada este jueves. Sin embargo, el presidente ha hecho caso omiso y ha cambiado al jefe del gobierno. El domingo le felicitó por su importante victoria en Le Havre. Ya sabía que iba a desembarazarse de él.

Le Figaro ha destacado cómo «el paso de baile de los dos mandatarios cada vez estaba más descompasado, si bien han coreografiado una comunicación oficial en la que se subrayaba su proximidad». Ha sido posible gracias a la extraordinaria lealtad de Édouard Philippe al presidente.

Una abstención preocupante

Las elecciones locales en Francia, pospuestas por la pandemia, se saldaron con una abstención histórica, cercana al 60%, la más elevada en la V República. La República en Marcha fracasó estrepitosamente, y no consiguió ninguna ciudad relevante. Muchos medios lo han interpretado como una enmienda a la totalidad a Macron, que ha tenido que lidiar con revueltas sociales, alentadas por los chalecos amarillos, y ahora con la gestión de la pandemia.

Entre las razones de esta elevadísima abstención están el miedo a contagiarse, y también el hecho de que muchos votantes no veían a ningún candidato en el que confiar para impulsar los cambios que ven necesarios.

En París se escenificó de forma clara ese fracaso. La apuesta de Macron, la que fuera ministra de Sanidad, Agnès Buzyn, quedó tercera a gran distancia de la ganadora, la alcaldesa Anne Hidalgo, socialista con una agenda verde. Quedó en segundo lugar la ex ministra de Justicia Rachida Dati, aspirante por Los Republicanos.

Hidalgo es una de las potenciales candidatas a las presidenciales de 2022. En principio, acaba de ganar un mandato como alcaldesa de seis años, pero el propio Macron ha reconocido que sería una aspirante muy sólida.

Comentar ()