Política

Iglesias defiende los ataques a la prensa desde el Gobierno: "Es legítimo"

logo
Iglesias defiende los ataques a la prensa desde el Gobierno: "Es legítimo"

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. EFE

Resumen:

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha defendido este martes los ataques realizados por portavoces de su formación y por él mismo contra periodistas en los últimos días justificando que «la crítica al poder mediático es tan legítima como la que se hace al poder político» y subrayando que una cosa es la crítica y otra son los «señalamientos».

«En una democracia todos los poderes son objeto de crítica. El mediático debe serlo también», subrayaba Iglesias, mientras evidenciaba otros casos que a su juicio sí implican un «señalamiento contra periodistas» de parte de políticos como el del popular Javier Maroto, por ser responsable de que al periodista Javier Ruiz «le quitasen el programa» hace unos años; o el de la formación Vox «vetando» el acceso de informadores de determinados medios a sus ruedas de prensa o «señalando» a profesionales como Ana Pastor o Cristina Fallarás.

Esta semana, desde la formación morada se ha procedido al señalamiento de periodistas por, a su juicio, «intentar sacar a Podemos del Gobierno». En concreto, el conflicto ha tenido como protagonista al periodista de Antena 3, Vicente Vallés, después de que éste analizase la pasada semana las informaciones y contradicciones de Iglesias en torno al controvertido ‘caso Dina’. Entre otros, el portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, llegó a acusar a Vallés de pronunciar un discurso que se asemeja al de la «derecha y la ultraderecha» y de contribuir en el ‘complot’ de intentar sacar a Iglesias de la coalición gubernamental. «Le produce sarpullido que las cloacas no consiguieran su objetivo y Podemos esté en el Gobierno».

Iglesias ha admitido haber leído comentarios en redes sociales contra Vicente Vallés que «no comparto» y que «no me representan». «Le han dicho que es como Javier Negre con traje y un telediario y le han llamado ‘cloaquín’, y yo no me puedo sentir identificado con eso. No me gusta». Pero acto seguido, ha pedido «naturalizar» tanto la crítica como el insulto porque estamos «en una democracia avanzada». «La crítica es algo normal y propia de las democracias e incluso las cosas desagradables que vemos en redes también son normales. No soy partidario de que eso se pueda perseguir», insistía el vicepresidente segundo. La conducta de los diferentes dirigentes de Podemos, incluido Iglesias, contra el periodista de Antena 3 ha recibido una condena unánime de parte de diferentes comunicadores de buena parte de los medios de comunicación nacionales.

Iglesias ha esquivado además responder a la pregunta de si ha hablado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de lo que él mismo considera un «complot» de las ‘cloacas del Estado’ contra la coalición de izquierdas, y ha defendido que, en relación a las últimas informaciones conocidas sobre el polémico ‘caso Dina’, «es evidente que en este país se ha atacado a mi formación política para evitar que entrásemos en el Gobierno». En una breve intervención, Iglesias ha repasado todos los capítulos del la historia de robo del teléfono de su ex asesora, desde la aparición de una copia en el ordenador del comisario Villarejo en 2017 hasta la implicación del periodista Eduardo Inda en el caso.

La comparecencia de Iglesias se produce cuando éste se encuentra en el ojo del huracán mediático por su implicación en el escándalo del ‘caso Dina’, aunque el dirigente de Podemos ha obviado dar explicaciones sobre las conversaciones de la abogada de Podemos con el fiscal del ‘caso Villarejo’ o las dudas en torno a por qué guardó la tarjeta SD robada a Dina Bousselham durante seis meses antes de entregarla, dañada, a su propietaria.

El titular de Derechos Sociales ha comparecido junto a la ministra portavoz, María Jesús Montero, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos; y el de Justicia, Juan Carlos Campo en el Palacio de Moncloa al término del Consejo de Ministros para dar cuenta de la extensión del llamado ‘escudo social’ hasta el próximo 30 de septiembre, con medidas como prohibir los cortes de luz, gas y agua a familias vulnerables, prorrogar el bono social o la ratificación de otra prórroga de los contratos de vivienda habitual para proteger a los inquilinos ante subidas abusivas de precios.

Presupuestos con el bloque de investidura

Preguntado sobre las posibilidades de apoyar unos Presupuestos Generales del Estado con el concurso de Ciudadanos y no con el de ERC, Iglesias ha defendido que el Gobierno deba «negociar con todas las fuerzas» porque «la obligación del Gobierno es intentarlo con todo el mundo», pero ha defendido que él, como responsable de Unidas Podemos, pueda dar su opinión sobre dónde prefiere encontrar esos acuerdos.

Iglesias no ha escondido su incomodidad de pactar con Ciudadanos, la «derecha moderada» a juicio del vicepresidente segundo, y este martes en una entrevista para La Voz de Galicia subrayaba su intención de sacarlos adelante con el bloque de investidura frente a la predisposición de Sánchez de mantener canales de interlocución abiertos en todos los sentidos, incluidos PP y Cs. Aunque desde Génova se mantiene la puerta cerrada, sí avanzan las negociaciones con la formación liberal, que tiene una nueva cita en Moncloa, aún sin fecha, convocada para este mismo mes.

Comentar ()