Política

Los Mossos cargan contra los manifestantes durante la visita de los Reyes a Poblet

Los Mossos cargan contra los manifestantes republicanos que protestan por la visita de los Reyes a Poblet.

Los Mossos d’Esquadra han cargado este lunes contra los miles de manifestantes republicanos que han intentado boicotear la visita de los Reyes a la localidad tarraconense de Poblet. Se trata de la primera visita en ocho meses de Felipe VI y doña Letizia a Cataluña (la anterior fue en noviembre pasado con motivo de la entrega de los premios Princesa de Girona) y llega en plena polémica por los supuestos negocios ocultos del rey Juan Carlos y que están siendo investigados por la Fiscalía del Tribunal Supremo.

«Los catalanes no tenemos rey», gritaban los manifestantes que han participado en las marchas y que han denunciado en las redes sociales que las autoridades no dejan acceder a la localidad en la que se encuentran don Felipe y doña Letizia a ninguna persona que porte una bandera tricolor o una estelada.

Detienen al secretario del alcalde de Montblanc

Los mossos han detenido, durante los incidentes, al secretario del alcalde de Montblanc, Toni Cartanyà, por romper una de las cámaras con las que los mossos grababan a los participantes en las manifestaciones de protesta. Cartanyà ha sido trasladado a los juzgados de Valls (Tarragona) tras ser atendido en le Hospital Pius.

La policía autonómica ha realizado al menos una detención más durante los enfrentamientos con los manifestantes, según denuncia en redes el CDR de la Espluga de Francolí, donde se han concentrado los manifestantes independentistas para protestar contra la visita.

Los manifestantes se han disgregado en varios grupos, uno de los cuales ha conseguido llegar prácticamente hasta las puertas del recinto, donde se concentraba la decena de manifestantes favor de los monarcas. Los mossos han separado a ambos grupos.

Pese a todo, Felipe VI y doña Leticia han llegado a las 11.20 al Monasterio de Poblet, acompañados por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera. La única autoridad autonómica que les ha recibido ha sido el jefe de los Mossos, Eduard Sallent. Y lo ha hecho en el acceso al recinto monacal, lejos de las cámaras.

ERC pide explicaciones por las cartas

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha criticado las cargas policiales en el entorno de Poblet. Vilalta ha asegurado que «estamos cansados de ver demasiadas veces a los mossos cargando contra manifestantes independentistas» poco después de que se produjeran los incidentes. La portavoz republicana ha asegurado, en este sentido, que «pedirán explicaciones» al conseller de Interior, Miquel Buch, de JxCat.

También la ex consejera y miembro de JxCat Clara Ponsatí ha cargado contra la actuación policial. En su perfil de twitter Ponsatí se ha hecho eco de las cargas y ha pedido la dimisión de Buch, haciendo suyo el lema de las protestas: «fuera las fuerzas de ocupación».

La Casa Real ha escogido el monasterio de Poblet como único punto de su vista a Cataluña, dentro de la gira por España tras el confinamiento por el coronavirus, un punto apartado en el que a priori era más fácil evitar incidentes que en Barcelona. Oficialmente se ha evitado la capital catalana por el brote de coronavirus que ha obligado a adoptar medidas restrictivas en la Ciudad Condal

Pese al fuerte dispositivo policial, que ha cortado todas las carreteras de acceso al monasterio, los manifestantes se han acercado a Poblet atravesando por los campos que rodean el monasterio. Desde el exterior del recinto han protestado al son de un himno para la ocasión, «coronaciao», y al grito de «fuera el Borbón, por fascista y por cabrón» y «pim, pam, pum, que no quede ni uno».

Los Reyes han visitado el recinto monacal acompañados por el prior, Rafael Barruè, y el abad, Octavi Vila. Tras recorrer el claustro, el refectorio y las salas góticas han visitado las tumbas de los reyes catalanes y el archivo del monasterio, que acoge el archivo de los carteles de la República legados por la familia Terradellas, para concluir la visita reuniéndose con los 18 monjes de la comunidad.

Esta visita forma parte de su gira autonómica tras levantarse el estado de alarma. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, pidió ayer a su defensa estudiar la presentación de una denuncia contra el anterior jefe del Estado, así como contra su ex amiga Corinna Larsen y «todos aquellos que de una forma u otra hayan participado, ayudado, cooperado o encubierto las prácticas corruptas».

Comentar ()