España | Política

Podemos carga contra el PSOE: Montero les acusa de "mirar a la derecha" y Echenique de querer otros aliados

Sánchez tiene previsto comparecer este martes tras la reunión del Consejo de Ministros y en plena andanada de sus socios de Gobierno

Reunión entre el Gobierno y Ciudadanos.

La escalada de críticas a la cita que hoy ha mantenido la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, con una delegación de Ciudadanos encabezada por Edmundo Bal, lejos de aminorar va tomando tintes de mayor de enfrentamiento. De nuevo es la ministra de Igualdad, Irene Montero, la que usa la red social Twitter para arremeter contra el encuentro, pero no tanto en alusión a los naranjas como a algunos compañeros del Gobierno de coalición. «Ciudadanos gobierna gracias a VOX, por eso no es creíble que vayan a apoyar las políticas centrales del gobierno de coalición», dice y tras esta reflexión añade que «quien mira hacia la derecha no es el Gobierno, sino una parte de él. Cumplir el acuerdo de gobierno implica cuidar la mayoría parlamentaria que lo hizo posible».

Una andanada en toda regla contra Calvo, quien tras la reunión con Cs y a preguntas de los periodistas sobre el supuesto veto a Unidas Podemos, ha argumentado que en su calidad de vicepresidenta «estoy en nombre del Gobierno para escuchar a un grupo parlamentario que nos ayuda de vez en cuando a sacar adelante el trabajo de todo el Gobierno». «Cuando hay un ministro del Gobierno está todo el Gobierno representado», ha insistido. En este sentido añade que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de Unidas Podemos, «me representó el sábado estupendamente en las Islas Baleares».

Pero tampoco se ha quedado atrás el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, que también a través de Twitter, ha seguido la estela de su compañera de filas para acusar al PSOE de querer «cambiar de aliados, pero no parece sensato hacerlo. Como dice mi compañera @Adrilastra, son matemáticas», agrega con ironía. Asimismo, ha puntualizado que «cada partido y cada ministro/a se reúne con quien considera, pero las relaciones Gobierno-partidos las establece la coalición de Gobierno, no una parte unilateralmente».

Sánchez tiene previsto comparecer hoy ante la prensa en plena escalada de recriminaciones de su socio

Una bronca en toda regla que se produce justo un día antes de la más que posible comparecencia pública de Pedro Sánchez tras la última reunión del Consejo de Ministros del curso político.

No ayuda mucho en la relación entre los socios que Bal haya calificado la cita de «muy productiva y fructífera de la que salimos satisfechos», un encuentro destinado a analizar la implementación de las medidas de desescalada que pactaron antes del fin del estado de alarma. La convocatoria estaba precedida por la polémica, tras la queja este domingo de Irene Montero en el sentido de que los naranjas habían vetado la presencia de ministros de Unidas Podemos. Por eso Bal ha acusado a UP de «ponerse nerviosos» y de «enfadarse» cuando se proponen soluciones «moderadas y centradas». «Se nos enfada el señor Iglesias, el señor Rufián, el señor Otegi… lo estaremos haciendo bien».

El dirigente naranja ha explicado que la cita de este lunes ha tenido el mismo formato que la del 12 de junio y con los mismos interlocutores. Y dado que estaba Calvo «nos hemos reunido con todo el Gobierno. No hay vetos a nadie, con la que está cayendo en España no estamos pensando en ponernos ninguna medalla. No hay ningún veto». De hecho, ha recordado sus encuentros con la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, para tratar cuestiones referidas a los Ertes.

Ciudadanos, ha justificado Bal, «debe aportar soluciones, somos un partido de Estado y por eso tenemos estas reuniones con el Gobierno. Estas son las mesas que nos piden los españoles y para las que nos paga el sueldo España».

La ministra de Igualdad, Irene Montero, fue muy crítica este domingo con la cita. Tambiñem A través de un tuit denunció que» Ciudadanos ha rechazado reunirse con el Gobierno de coalición y ha optado por reunirse sólo con el PSOE. Lo respetamos y les animamos a respetar la soberanía popular y su expresión en el Parlamento aunque el resultado no estuviera entre sus planes».

No se ha hablado de Presupuestos, según el portavoz de Cs

Bal ha negado que se haya hablado de presupuestos, para lo que el voto de Ciudadanos se antoja cada vez más necesario. Son los Presupuestos «de urgencia nacional, que pueden hacer salir a este país de la dramática situación y, desde luego, es un momento para ser responsables, sentarse y estar a la altura», ha defendido.

Ciudadanos «ha demostrado que es una fuerza útil», dice el portavoz adjunto naranja quien ha trasladado la necesidad de dotar una partida presupuestaria para una reserva estratégica de material sanitario. En su cita de poco más de una hora, también han hablado de su preocupación por el sector turístico y por el arranque del curso escolar. «Necesitamos un plan de contingencia nacional en manos del Gobierno de España y o de las Comunidades autónomas» y le han trasladado a Calvo que «esto corre prisa».

Contra el criterio de Moncloa de no interferir en la gestión de la pandemia de la Generalitat catalana, Bal defiende que «el Gobierno no puede mirar para otro lado y tomar el control». Torra «no ha llegado a tiempo para tomar medidas».

También, a la salida de la reunión, -que ha tenido lugar en el Congreso y no como inicialmente esta previsto en Moncloa para limar susceptibilidades-, Edmundo Bal ha asegurado que «no hay vetos», pero que «no tenía sentido» la presencia de ningún ministro de Unidas Podemos en una cita que se pactó el pasado 12 de junio, en la que tampoco hubo ningún representante del sector morado. La cita de este lunes ha tenido el mismo formato que la de entonces.

Comentar ()