España | Política

Iglesias rompe su silencio: "Defender la justicia social y la república tiene costes"

El vicepresidente segundo ha confirmado que seguirá en el Gobierno para cumplir con su agenda republicana, y ha cargado contra los medios por desviar el foco "del debate sobre la monarquía"

Pablo Iglesias, en un mitin de campaña. EFE

Tres días han pasado desde que se conociese la imputación de la cúpula de Podemos y del propio partido como persona jurídica en la causa que investiga la presunta financiación irregular de la formación morada, sobre la que Pablo Iglesias ha mantenido un silencio sepulcral. Hasta hoy.

El vicepresidente segundo se ha pronunciado finalmente sobre las informaciones publicadas en los últimos días sobre la supuesta ‘caja B’ de Unidas Podemos, y ha vinculado directamente los frentes judiciales a los que se enfrenta la formación con la defensa de la República y de la «justicia social». «Defender la justicia social y un horizonte republicano como parte del Gobierno tiene y tendrá costes», escribía en un hilo en la red social Twitter.

Iglesias ha puesto además a Podemos «a disposición de las autoridades judiciales», aunque se ha evitado pronunciar sobre las múltiples peticiones que piden su dimisión o su cese al menos hasta que la nueva causa judicial a la que se enfrenta quede aclarada. «Han sido muchas las ocasiones en las que se nos ha acusado de delitos graves (…). El final de todas es conocido», proseguía.

Como han venido haciendo estos días dirigentes morados como Pablo Echenique o Rafael Mayoral, Iglesias ha cargado de nuevo contra las informaciones que sitúan a Podemos en la diana para desviar el foco «del debate sobre la Monarquía». «El daño que hacen horas y horas de tertulias, portadas escandalosas y telediarios no lo repara el archivo sistemático de los procedimientos», criticaba el líder de Podemos. «Algunos están muy interesados en que ahora pasemos meses defendiéndonos en los medios de acusaciones sin fundamento», ha añadido.

Al final del hilo, Iglesias ha confirmado que seguirá en el Gobierno a pesar de la imputación de su formación política para cumplir con su agenda republicana y «seguir trabajando para defender el interés general». Este jueves, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, evitaba pronunciarse sobre los escándalos de su vicepresidente y se limitaba a pedir «respeto» por los procesos judiciales.

PP y Ciudadanos han unido fuerzas para que la Diputación Permanente del Congreso convoque un pleno extraordinario este mismo mes de agosto para forzar al vicepresidente segundo a dar explicaciones ante la Cámara por las múltiples investigaciones judiciales que le acorralan tanto a él como a su partido.

Te puede interesar

Comentar ()