Internacional | Política

Austria abandera la alianza de los 'listos' contra el coronavirus

Forman parte de este selecto club Australia, Chequia, Dinamarca, Grecia, Israel, Nueva Zelanda y Singapur

logo
Austria abandera la alianza de los 'listos' contra el coronavirus
Sebastian Kurz Austria coronavirus

El canciller de Austria, Sebastian Kurz (segundo en la imagen), y su equipo llegan a la rueda de prensa protegidos con mascarillas. EFE | POOL

Resumen:

Cuando accedió al poder el emperador Francisco José en 1857 creó las bases de una singular alianza que empezó por el embellecimiento de Viena, capital del imperio austro-húngaro. Otras ciudades como Londres, París o Barcelona siguieron su estela. Austria siempre ha sido un país gestor de comités y de alianzas. En tiempos del coronavirus, su canciller, el treintañero Sebastian Kurz, ha promovido una alianza de los «listos», de aquellos países pequeños que han desmostrado su grandeza en la lucha contra una epidemia que ha dejado paralizado a todo el planeta.

¿Quiénes son esos países que están logrando vencer al coronavirus? Además de Austria, destacan Australia, Chequia, Dinamarca, Grecia, Israel, Nueva Zelanda y Singapur. No son todos los que han cosechado éxitos en esta crisis global, porque faltarían Alemania, Taiwán, Corea del Sur, entre otros.

Somos países que hemos reaccionado pronto y de manera intensiva contra el coronavirus, lo que nos ha permitido empezar a vencerlo», dijo Kurz

Austria celebra estos días el 75 aniversario de la creación de la segunda república. Sebastian Kurz, de 33 años, el más joven de Europa, ha celebrado una videoconferencia con los jefes de gobierno de estos países. Kurz ha explicado que estos países «reaccionaron pronto y de manera intensiva contra el coronavirus, lo que les ha permitido empezar a vencerlo». Van a trabajar de forma coordinada en investigación para lograr vacunas y medicamentos contra el Covid-19, según el comunicado de la Cancillería austriaca sobre el encuentro.

Participaron los primeros ministros de Australia, Scott Morrison; Chequia, Andrej Babis; Dinamarca, Mette Fredriksen; Grecia, Kyriakos Mitsotakis; Israel, Benjamin Netanyahu; y Jacinda Ardern (Nueva Zelanda). Singapur forma parte de esta alianza pero su jefe de gobierno no puedo estar presente en esta videoconferencia por razones de agenda.

Los números confirman que estas naciones están venciendo al Covid-19. En Australia se han registrado 6.753 positivos y 91 fallecidos, y en la vecina Nueva Zelanda, 1.476 casos y 19 muertos. En Chequia hay 7.642 positivos y han muerto 235 personas. En Dinamarca han sido 9.158 los afectados y 452 los que han perdido la vida. Irlanda ha superado los 20.600 diagnosticados, con 359 muertos. Los positivos en Grecia se acercan a los 3.000, con 140 fallecidos.

En esta fase de la desescalada, los jefes de gobierno pusieron en común sus puntos de vista sobre cómo afrontar la apertura progresiva de la economía. «Hay que combinar esa lucha contra el virus con la puesta en marcha de la economía», dijo Sebastian Kurz.

Estos ocho países se ubican en latitudes diversas. Pero todos son «pequeños y listos», en palabras del canciller austriaco. Un gran número de los países que mejor están lidiado con el coronavirus están liderados por mujeres, y entre ellas la danesa Fredriksen y la neozelandesa Ardern están gestionando con gran habilidad la crisis.

La primera ministra danesa ha destacado que este grupo pretende fomentar «la cooperación estratégica para llegar a ser autosuficientes en equipos de protección, dispositivos médicos y vacunas». El objetivo, según detalló Kurz, sería no depender de las superpotencias mundiales a la hora de responder a los desafíos de esta crisis global.

Son precisamente la danesa Fredriksen y el austriaco Kurz, los que primero arrancaron con las medidas de la desescalada, gracias al éxito de la gestión sanitaria, son los más respaldados en los sondeos, con un 79% de aprobación y un 77%, según un estudio de Poliarquía.

Austria, hacia la ‘nueva normalidad’

El concepto de nueva normalidad, que tanto reitera el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, comenzó a usarlo Sebastian Kurz el 14 de abril, cuando Austria cumplía cuatro semanas de confinamiento, según cuenta la octava edición de la newsletter de Ideograma sobre coronavirus y comunicación política. Kurz se refirió a la neue Normalität antes que otros porque Austria es pionera en la desescalada en Europa.

«Podemos aplicar el primer paso hacia la nueva normalidad», dijo Kurz. También en Chile y Corea del Sur aluden a este término. En realidad, los líderes se refieren a la «nueva normalidad» para decir que no habrá normalidad tal y como la conocíamos al menos hasta que haya vacuna, y sea asequible.

Austria empezó antes que ningún otro país en Europa el desconfinamiento. El pasado 14 de abril ya había dado más pasos que nosotros en España ahora. Entonces abrieron las tiendas de un tamaño inferior a 400 metros cuadrados, en horario reducido, y siempre que no coincida más de un cliente por cada 20 metros cuadrados.

«Tanta libertad como sea posible, y tantas restricciones como sean necesarias», es el lema de Sebastian Kurz, que siempre ha mantenido que en cualquier momento puede decretarse la marcha atrás.

En Austria, con una población de 8,8 millones, se han registrado 15.452 casos y 584 fallecidos hasta el jueves 30 de abril, según worldometers.

A partir de este viernes los austriacos pueden desplazarse sin restricciones y reunirse con amigos en grupos pequeños. A mediados de mayo, si la tasa de contagio sigue por debajo de 1, y no se eleva el número de fallecidos y contagiados en cuidados intensivos, abrirán los restaurantes, siempre que respeten las medidas sanitarias que ha estipulado el gobierno.

«Son enormes las ganas de volver a la vida normal… pero tengamos en cuenta que la salud es primordial», ha dicho la ministra de Turismo, Elisabeth Köstinger.

Por ello se tomarán todo tipo de precauciones. Solo podrá haber un máximo de cuatro adultos por mesa, que han de situarse a un metro una de otra. Los empleados que se relacionen con el público han de llevar mascarilla. Se recomienda reservar en estos establecimientos, que cerrarán como máximo a las 23h. Se considera que a medida que avanza la noche es más difícil respetar la distancia social.

A finales de este mes abrirán de nuevo los hoteles y hostales. También los austriacos podrán acudir de nuevo de los parques de ocio y las piscinas al aire libre, muy frecuentadas en el país. De la apertura de fronteras no hay pistas de momento. Es previsible que la nueva normalidad se disfrute dentro de los confines de Austria durante el verano.

Toda aquella belleza sobre la que apuntaló el imperio Francisco José sobrevivió a las dos grandes guerras, pero se evaporó la sensación de seguridad, como escribe Stefan Zweig en El mundo de ayer. Ahora, en un tiempo más líquido que nunca antes, Austria busca aliados también para recuperar parte de esa época perdida, de esa llamada normalidad.

Comentar ()