Series y Televisión

Reese Whiterspoon se consagra como 'madre rica' en 'Little Fires Everywhere'

IMDB

Little Fires Everywhere tiene lugar en los Estados Unidos de la década de 1990, en los que todavía existían los videoclubs. En los primeros instantes del episodio piloto nos muestran a una mujer llamada Elena Richardson (Reese Witherspoon), que presenta un aspecto demacrado mientras denuncia ante la policía, el incendio que alguien ha provocado en su casa con ella y su familia dentro.

Pese a que la alusión al nombre de la serie en los primeros cinco minutos es en ocasiones, señal de mal agüero, enseguida surge un interrogante que hace que nuestros ojos sigan pegados a la pantalla: «¿Quién ha provocado el incendio?» Los hijos del personaje de Witherspoon acusan a «Izzy».

Cambia el tiempo pero no el escenario. La serie retrocede cuatro meses, cuando la casa estaba aún intacta, y vemos a Elena en su lujosa cocina -parece que Whitherspoon le está cogiendo el gusto a ser una matriarca que lleva una vida opulenta- preparando el desayuno de sus cuatro hijos.

A la mesa están sentados todos menos la ya mencionada Izzy (Megan Stott), que parece ir por libre, y que responde a los cuidados que le brinda su madre a regañadientes. A diferencia de Lexie (Jade Pettyjohn), que parece una versión más joven de Elena, del gracioso Trip (Jordan Elsass), y del cinéfilo Moody (Gavin Lewis), Izzy rompe todos los esquemas de su madre. La mayor parte de intercambios que hay entre ambas, son discusiones a las que Elena responde con un «Isabelle Marie» a modo de reprimenda.

Sin embargo, Izzy no es el único personaje fuera de lo común en el vecindario. Little Fires Everywhere no tarda en presentar a Mia Warren (Kerry Washington), que está sentada al volante del polvoriento Chevrolet en el que vive con su hija Pearl (Lexi Underwood). Elena se da cuenta de que habitan allí, y no solo denuncia a estas mujeres, sino que recalca que son afroamericanas.

A esto le sigue una escena rápida que refleja el racismo que persigue a Mia, ya que en cuanto ve a las autoridades acercarse, despierta a su hija con una sonrisa forzada, dándole a entender que tienen que irse.

Las dos familias van a encontrarse pronto cara a cara, pues los Richardson son dueños de la casa que los Warren quieren alquilar. Elena reconoce a Mia, la conductora que había denunciado a la policía, y surge en ella un cierto sentimiento de culpabilidad, por lo que finalmente renegocia las condiciones del contrato de arrendamiento, ofreciéndole a Mia un acuerdo económico y un pago mensual sin verificar sus referencias. Elena pasa por alto lo incómoda que se siente Mia y, en su lugar, se da una palmadita en la espalda por «ayudar» a una familia menos privilegiada, sin que esta se lo pidiera.

La serie Little fires everywhere, producida y protagonizada por Reese Witherspoon y Kerry Washington, se podrá ver en Amazon Prime Video en España, el próximo 22 de mayo. El estreno será en versión original con subtítulos en español, mientras que la versión doblada llegará «en los próximos meses», precisa.

Basada en la novela homónima publicada por Celeste Ng en 2017, la serie sigue los destinos entrelazados de una familia perfecta, los Richardson, y de una enigmática madre e hija que cambian sus vidas.

Comentar ()