Comunicación y Medios

Crisis en Gran Hermano: Nestlé, MediaMarkt y otros tres anunciantes también retiran su publicidad por el escándalo de Carlota Prado

Continúa el goteo de anunciantes que han decidido eliminar la publicidad de Gran Hermano VIP, como consecuencia de la presunta violación que sufrió la concursante Carlota Prado en noviembre de 2017. Fue la empresa de telecomunicaciones Fi Networks la primera en dar el paso este lunes. Y a partir de entonces, otras firmas han decidido seguir su ejemplo. Entre los anunciantes que han anunciado que dejan de financiar el programa están Nestlé España, MediaMarkt, Adeslas, Carretilla, Postres Reinay y Holaluz.

La mayoría lo han confirmado en la red social Twitter, donde durante los últimos días han recibido la presión de decenas de usuarios para que dejaran de anunciarse en el reality show, líder de audiencia en Telecinco.

En respuesta a varios mensajes, Nestlé ha asegurado lo siguiente: «Rechazamos totalmente cualquier tipo de abuso o violencia de género y hemos decidido retirar la publicidad en estas circunstancias». Es el mismo mensaje que ha distribuido una de sus principales filiales con presencia en el programa, Nescafé.

Por su parte, la marca de alimentación Carretilla ha afirmado: «A partir de este incidente, hemos decidido retirar la publicidad de este programa». Otro de los anunciantes, Postres Reina, ha tomado la misma decisión y ha anunciado a última hora de esta tarde que ya no se anunciará en el reality.

Y es que recientemente, en las redes sociales ha comenzado a circular una lista de 44 anunciantes del programa y han sido varios los miembros de estas comunidades que han pedido a estas empresas que rompan este contrato con Mediaset, ante la actuación seguida en este caso por la productora del programa.

Fue El Confidencial quién adelantó el presunto abuso sexual de José María López a Carlota Prado, que tuvo lugar durante la madrugada del viernes 3 de noviembre del 2017. Sin embargo, fue tras la publicación de una grabación cuando el caso causó mayor revuelo mediático y provocó las reacciones de los anunciantes.

El programa eligió el ‘confesionario’ de la casa para mostrar a la joven las imágenes de los presuntos abusos. Sin embargo, el concurso también grabó la reacción de Prado al ver los hechos. La concursante, nerviosa y visiblemente afectada, rogaba al programa que dejara de enseñarle la grabación: «Me va a dar algo de verdad, me cago en la puta» (…) ¿Puedes pararlo ya?, por favor».

Carlota Prado estaba conversando con ‘Súper’, la voz de una persona que hace de enlace entre lo que ocurre en la ‘casa’ con el exterior. Esta misma voz es la que le dice a la joven que la grabación del abuso no se difundiría «bajo ningún concepto» y que la organización de GH «no comparte este tipo de comportamientos». Prado pidió salir del ‘confesionario’ para desahogarse: «Yo no quiero hablar con la psicóloga, quiero hablar con mis amigos de ahí fuera. Y necesito que me asegures que lo que voy a hablar no va a salir, porque evidentemente voy a hablar de eso». El programa, a través de su ‘súper’, le recomendó que no lo hiciera: «Carlota, este tema, por José María y por ti, por el bien de ambos, no debe salir de aquí».

Comentar ()