Sociedad

Una mujer dará por primera vez el pregón de la Semana Santa sevillana

La periodista Charo Padilla será la encargada de dar un "pregón de la calle y para la calle"

logo
Una mujer dará por primera vez el pregón de la Semana Santa sevillana
Paso de Semana Santa en Sevilla.

Paso de Semana Santa en Sevilla. EFE

Resumen:

El escritor José María Pemán, el poeta Joaquín Romero Murube y el periodista Carlos Herrera han sido pregoneros de la Semana Santa de Sevilla, una tarea que este año, por primera vez, desempeñará una mujer, la periodista Charo Padilla, quien ha dicho a Efe que hará «un pregón de la calle para la calle».

La periodista, que transmite en directo la Semana Santa de Sevilla desde hace 33 años -desde 1990 en los micrófonos de Canal Sur Radio-, ha asegurado que su aspiración es «emocionar desde la sencillez y la autenticidad».

Pregonar la fiesta mayor de Sevilla le causa «más miedo que responsabilidad porque es enfrentarse a una cosa que ni controlo ni domino, y a un público muy exigente, y a la ciudad».

Hace un par de años le ofrecieron dar el pregón y rehusó porque jamás dio un pregón y porque, ha confesado, era algo que jamás anheló ni pensó hacer -«no me veo en ese escenario», ha asegurado, en alusión al del Teatro de la Maestranza, donde se pronuncia cada año-.

Y si ha aceptado ha sido porque echaba en falta a una mujer en esa labor, hasta ahora reservada a los hombres.

Durante la Cuaresma, y desde hace más de veinte años, Padilla es comentarista de la tertulia del programa diario «El llamador» que, sobre Semana Santa, emite Canal Sur Radio y, desde sus micrófonos, ha reivindicado la presencia de la mujer en esta fiesta, por lo que ha acabado viéndose obligada: «No podía estar pidiendo que saliera una mujer pregonera, y luego negarme a hacerlo yo».

La periodista ha recordado cómo amigas suyas, años atrás, se presentaban en sus cofradías para recoger la papeleta de sitio con la que salir de nazarenas y se les negaba por ser mujeres, y haber cubierto informativamente cabildos en los que el debate era «si las mujeres salían o no de nazarenas, algo que parecía del siglo XVII».

Sobre si se notará que su pregón es el de una mujer, ha contestado que sí «porque hay cosas que un hombre no puede decir y yo sí, por una razón: yo soy madre, he dado a luz; los hombres y las mujeres somos iguales en derechos, pero distintos; en mis retransmisiones de Semana Santa percibo cosas en las que no caen mis compañeros».

Preguntada si es feminista ha respondido: «Si ser feminista es querer que mi hija tenga las mismas oportunidades que mi hijo, y que en mi casa los dos hagan las mismas tareas, sí; el techo de cristal está en la maternidad, y eso es algo muy personal; yo misma dejé de hacer la Cuaresma durante unos años para quedarme con mis hijos, porque lo elegí así; y yo soy una privilegiada».

Si ser feminista es querer que mi hija tenga las mismas oportunidades que mi hijo sí, soy feminista»

La Semana Santa le gusta porque «es una fiesta popular que la vive la familia entera; es algo que pasa de padres a hijos, algo que retrotrae a la infancia; yo también he llevado a mis hijos desde pequeños; es algo que reúne un montón de sentimientos y la fe cada uno la vive como quiere… Yo he llevado a la Semana Santa a gente que no es religiosa y que ha salido llorando de emoción».

Entre sus cofradías preferidas están las más jóvenes, las de barrio, las más populares: «Me gustan los barrios porque tienen mucha verdad y mucha sinceridad, en los barrios la emoción se palpa, está a flor de piel, es algo contagioso y emocionante; es como si el barrio y la cofradía fuese lo mismo, como si no existiera uno sin el otro».

Cofradías jóvenes como El Beso de Judas, El Cerro y El Polígono San Pablo -ha asegurado- le han robado el corazón.