Sociedad

El inicio de la 'Generación Mute': hablamos más por Whatsapp que en persona

Más del 98% de los jóvenes españoles de entre 14 y 24 años utilizan plataformas de mensajería instantánea como canal preferente para comunicarse con sus familiares o amigos

logo
El inicio de la 'Generación Mute': hablamos más por Whatsapp que en persona

Aplicaciones de Whatsapp, Facebook e Instagram. EFE

Resumen:

El teléfono móvil se ha convertido en uno de los dispositivos más importantes en nuestro día a día. Con él trabajamos, nos divertimos y, sobre todo, nos comunicamos. De hecho, hablar sin necesidad de levantar la cabeza de la pantalla se ha convertido no solo en un método más cómodo de relacionarnos, sino que ha pasado a ser la manera predilecta de hacerlo por encima de las conversaciones telefónicas o el cara a cara.

Los datos lo avalan. En 2018, el 95,1% de los españoles antepusieron la utilización de plataformas de mensajería instantánea como canal preferente de comunicación, una cifra que crece hasta prácticamente la totalidad del segmento de población comprendido entre los 14 y los 24 años. Es la denominada Generación Mute, jóvenes que han nacido en la era digital y que utilizan sobre todo Whatsapp, aunque también Facebook, Telegram o Messenger como servicio principal de comunicación.

Por contra, la voz de esta generación quedará reservada para otra función: hablar directamente con las máquinas, una tendencia impulsada por la multiplicación de asistentes de voz en España, como Aura, Amazon Echo o Google Home.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprende del informe La Sociedad Digital en España 2018, elaborado y presentado este martes por la Fundación Telefónica, en el que se subraya la predilección por los mensajes de texto en las relaciones, superando a las llamadas de teléfono móvil y fijo e, incluso a la comunicación en persona (que queda reducida hasta el 86,6%) como uno de los cambios más notables en la sociedad derivados de la hiperconectividad de la que España ya es testigo.

Así, un 60% de la población utiliza aplicaciones como Whatsapp varias veces al día, mientras que un 24% llama por móvil y solo un 12% se queda con el modelo tradicional del teléfono fijo.

España, a las puertas del 5G

Más allá de los hábitos de los consumidores, el informe subraya la relevante posición de España en la nueva realidad digital. Y es que nuestro país cuenta, en palabras del secretario de Estado para el Avance Digital, Francisco Polo, con una «gran ventaja competitiva» para estar en ciernes del despliegue de las redes comerciales de quinta generación.

Y es que España ya ha superado en 2018 el 92% de población con acceso a 4G y el 71% de penetración de fibra óptica en los hogares, lo que la convierte en líder de Europa -con una suma mayor que los porcentajes de Reino Unido, Francia y Alemania juntos- y solo superada por Corea del Sur y Japón en el marco de la OCDE.

Las redes 5G terminarán por convertir a los datos en el nuevo petróleo»

El paso hacia las redes de quinta generación contribuirá, según Polo, a la «reindustrialización de Europa» de la que nuestro país participará desde «una situación inmejorable». Además, gracias a este paso «caminaremos hacia el desarrollo de los coches autónomos» y la consolidación de las conocidas como «ciudades inteligentes», entre ellas Barcelona, donde ya se han creado alrededor de 47.000 empleos mediante la implementación del Internet de las cosas.

La consejera delegada de Telefónica España, María Jesús Almanzor, ha destacado además que, «hasta ahora hemos aprendido a hablar con las máquinas, pero ahora trabajamos para que hablen entre ellas». Este avance «terminará por convertir a los datos en el nuevo petróleo».

Seguridad y fake news

Pero la sociedad digital trae consigo también -antiguos- y nuevos desafíos. El primero y principal continúa siendo la privacidad y la seguridad de los datos en Internet, un malestar que aflige al 82,9% de los españoles (frente al 87% de 2017), un descenso en el que ha tenido mucho que ver la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

El decimonoveno informe de la Sociedad Digital de Fundación Telefónica evidencia además que, pese a la nueva normativa, continuamos mostrándonos reacios a la hora de facilitar nuestros datos para recibir, por ejemplo, ofertas personalizadas: solo un 1,5% de la población lo haría gratuitamente.

La nueva era digital se enfrenta también a la propagación e impacto de las fake news y sus inéditas aplicacionesSin ir más lejos, varios analistas advirtieron del peligro del deep fake, una serie de algoritmos resultantes de la aplicación de inteligencia artificial capaces de generar expresiones y gestos faciales para simular discursos que no existen.

Y va más allá. El estudio anual advierte que, de no actuar, en el año 2022 la mayoría de ciudadanos de países de economías desarrolladas consumirán más información falsa que verdadera.