Inteligencia artificial & Ciencia | Tecnología y GadgetWearables

Llega el pijama inteligente contra el insomnio

Una científica del MIT presenta un pijama con sensores de postura y ritmo cardíaco para evaluar el sueño, que se comercializará en dos años

logo
Llega el pijama inteligente contra el insomnio
Prototipo de Phyjama, el primer pijama inteligente

Prototipo de Phyjama, el primer pijama inteligente T. L. Andrew

Resumen:

Un pijama para dormir mejor. O, como mínimo, dormir bien informado. El mundo de los dispositivos vestibles (wearables) llega a lo sueños. Una investigadora del MIT ha desarrollado el primer pijama con sensores autoamplificados para monitorizar de forma continua y discreta los latidos del corazón, la respiración y la postura para dormir. Son todos ellos factores que juegan un papel importante en la forma en que una persona duerme. Prendas inteligentes para dar información útil sobre los patrones de sueño antes de requerir un estudio en las unidades del sueño de los hospitales.


El Phyjama ha sido presentado en la Reunión y Exposición Nacional de Primavera de 2019 de la American Chemical Society (ACS). ACS, la sociedad científica más grande del mundo, celebra la reunión aquí hasta el jueves. Cuenta con cerca de 13,000 presentaciones sobre una amplia gama de temas científicos. | Vídeo: Mario Viciosa, ACS

 


La clave de los pijamas inteligentes es un proceso llamado deposición de vapor reactivo. “Este método nos permite sintetizar un polímero y, simultáneamente, depositarlo directamente sobre el tejido en la fase de vapor para formar varios componentes electrónicos y, en última instancia, sensores integrados”, dice Andrew. “A diferencia de la mayoría de los wearables electrónicos, las películas de polímeros electrónicos depositados al vapor son estables al lavado y al desgaste, y soportan rutinas mecánicas de fabricación de textiles”.

El Phyjama, como lo llama el equipo de la Universidad de Massachusetts-Amherst, tiene cinco parches textiles con sensores. Los parches están conectados usando hilos de nailon plateados y protegidos con algodón. Los cables de cada parche terminan en una placa de circuito impreso que hacen las veces de botón de pijama. Los datos se envían de forma inalámbrica a un receptor mediante un pequeño transmisor Bluetooth que forma parte de la circuitería de los botones.

La prenda incluye dos tipos de sensores autoalimentados que detectan “movimientos balísticos” o cambios de presión. Cuatro de los parches son piezoeléctricos. Detectan presiones constantes, como la de la cama contra el cuerpo de una persona. Estos parches pioneros se usan en diferentes partes para que los investigadores puedan determinar la postura en todo momento. Sin embargo, este tipo de sensor no puede captar la leve presión de un corazón que late. Un parche triboeléctrico detecta cambios rápidos en la presión, como el bombeo físico coronario, que proporciona información sobre la frecuencia cardíaca. Esta es la primera vez que se ha demostrado que un sensor de este tipo detecta pequeñas señales balísticas del corazón.

“Nuestros pijamas inteligentes han superado numerosos retos técnicos”, dice Trisha L. Andrew, directora del equipo. “Tuvimos que integrar discretamente los elementos de detección y las fuentes de energía portátiles en las prendas cotidianas, mientras manteníamos el peso, la sensación, la comodidad, la funcionalidad y la robustez de las prendas y telas familiares. También trabajamos con informáticos e ingenieros eléctricos para procesar las innumerables señales provenientes de Los sensores para que tengamos información clara y fácil de entender”.

Mejor que las pulseras o los colchones inteligentes

Dormir lo suficiente puede ayudar a proteger a las personas contra el estrés, las infecciones y enfermedades cardíacas o renales, hipertensión o diabetes. Los estudios han encontrado que la calidad del sueño también aumenta la agudeza mental y agudiza las habilidades para tomar decisiones. Sin embargo, la mayoría de las personas no duermen bien.

Aunque algunos fabricantes de colchones inteligentes afirman que los productos pueden detectar movimientos e inferir la postura del sueño, no brindan información detallada a los que duermen y no son portátiles. Las pulseras electrónicas disponibles en el mercado que se usan en la muñeca brindan información sobre la frecuencia cardíaca y controlan cuánto tiempo de sueño total obtiene el usuario. Pero hasta ahora, no ha habido nada que un consumidor típico pueda usar para monitorizar la postura y las señales respiratorias y cardíacas cuando duerme.

La inventora se ha asociado con un fabricante que lo pondrá en el mercado por unos 100 o 200 dólares

El equipo de Andrew ha probado la prenda en voluntarios y ha validado las lecturas de los sensores de forma independiente. También han solicitado patentes en el Phyjama. Después de que Andrew se haya asociado con un fabricante, estima que el producto podría estar en el mercado dentro de dos años por entre 100 y 200 dólares.

Actualmente, el equipo está trabajando en extender la tecnología a sensores electrónicos portátiles que detectan la marcha y envían retroalimentación a un monitor para ayudar a prevenir caídas. Esta aplicación podría ser usada en entornos tales como hogares de ancianos y centros de retiro, dice Andrews.