El Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha este martes una de las dos líneas gratuitas cero emisiones de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) que atravesarán el distrito Centro, ha anunciado este lunes en la comisión de Medio Ambiente y Movilidad el delegado del ramo, Borja Carabante.

Pese a no especificar cuál de las dos líneas será la que comience hoy su andadura, Carabante ha puesto en valor que se trata de una iniciativa que no se había puesto en marcha anteriormente por ningún equipo de Gobierno.

Estas líneas nacen con el objetivo de mejorar la calidad del aire y fomentar el uso del transporte público y la movilidad sostenible. Este nuevo servicio de la EMT funcionará «exclusivamente» con tecnología cero emisiones, ya que los autobuses serán eléctricos.

Además, por «primera vez en la historia» de la ciudad, estas líneas serán gratuitas para los usuarios. El Consistorio calcula que anualmente transportarán cerca de 4,7 millones viajeros, es decir, 13.000 viajeros al día.

La línea cero este-oeste desarrollará gran parte de su itinerario sobre el eje Gran Vía. Su recorrido se prolongará al este por la calle Alcalá y al oeste por la calle Princesa, para fijar sus terminales en Atocha y Moncloa, dos enclaves de carácter intermodal «muy relevantes» en la red de transporte público de la ciudad.

A su vez, la línea cero norte-sur discurrirá sobre diversas calles discontinuas al «no existir un eje único» que permita dicho recorrido. Las cabeceras de la línea se situarán, igualmente, en «relevantes» nudos de la red de la EMT y Metro y llegarán a Argüelles por el norte y a Puerta de Toledo por el sur.