Sociedad | Sucesos

Desmantelado un clan familiar que se dedicaba a venta de droga en Murcia

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Cieza ha decretado el ingreso en prisión de los 12 de los principales implicados

logo
Desmantelado un clan familiar que se dedicaba a venta de droga en Murcia
Un Guardia Civil de espaldas.

Un Guardia Civil de espaldas. EUROPA PRESS

Resumen:

 La Guardia Civil ha desmantelado una importante red de venta de drogas de un clan familiar en Murcia que se ha saldado con 71 detenidos que blanqueaban el dinero comprando vehículos de alta gama o con décimos premiados del sorteo de Navidad.

En la denominada operación Manangers se han practicado 24 registros de un grupo que controlaba el negocio del narcotráfico desde la comarca murciana de la Vega Alta del Segura, informa el instituto armado a Efe.

El dispositivo, integrado por 500 agentes, ha conseguido incautar 20 vehículos, 13.990 euros, 65 teléfonos, nueve ordenadores, un dron, ocho armas de fuego, 14 armas blancas de gran tamaño, 256 cartuchos de munición, un rotativo policial, joyas y abundante documentación relacionada con la actividad delictiva.

A los detenidos se les imputan los delitos de tráfico de droga, blanqueo de capital, tenencia ilícita de armas, robo con violencia e intimidación, amenazas, defraudación de fluido eléctrico, receptación, maltrato animal y contra la seguridad vial.

Las diligencias están siendo instruidas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Cieza (Murcia), que ha decretado el ingreso en prisión de 12 de los principales implicados.

Las pesquisas se iniciaron en febrero del 2019 cuando los investigadores establecieron la conexión entre varios puntos de venta de sustancias estupefacientes con un conocido clan familiar, asentado principalmente en Cieza.

Los agentes identificaron a cada uno de los miembros del grupo y definieron sus roles, algunos de los cuales actuaban como testaferros u «hombres de paja».

Los líderes actuaban de forma jerarquizada, manejando el negocio de la droga desde su origen hasta su distribución en cuatro puntos de venta en las localidades murcianas de Cieza, Abarán, Estación de Blanca y Villanueva del Río Segura.

Durante el estado de alarma cambiaban de vehículos constantemente, llegando a alquilar coches y a emplear servicios de grúa para trasladar los turismos con la droga, dificultando así la labor policial.

Para blanquear sus capitales compraban y vendían vehículos de alta gama, adquirían propiedades, participaban en comercios aparentemente legales e incluso cobraban cuantiosos premios de la lotería de Navidad y del Niño.

La acción policial ha permitido a su vez precintar un establecimiento de reciente apertura, situado en  Cieza y dedicado a elementos de cultivo de cannabis.

También han sido bloqueadas 28 cuentas bancarias y ocho propiedades inmobiliarias relacionadas con el delito de blanqueo de capital.

Los detenidos habían fortificado varias de las viviendas, dotadas con sucesivas puertas y ventanas enrejadas, sistemas de alarma, cámaras de vigilancia con wifi, así como perros potencialmente peligrosos en los principales lugares donde custodiaban las sustancias estupefacientes.

Uno de estos canes fue rescatado por la Guardia Civil con desnutrición, por lo que también se les atribuye la presunta autoría de un delito de maltrato animal.

Comentar ()