La Guardia Civil detuvo el viernes en la localidad sevillana de Villaverde del Río a tres personas vinculadas al acuerdo entre dos familias para casar a la fuerza a una menor, según ha informado el cuerpo en una nota.

Los detenidos son la madre de la menor y los dos padres de la pareja contrayente, quienes habrían acordado que la progenitora de la joven entregase una «dote» de 3.000 euros por el enlace.

Según el comunicado del instituto armado, los hechos se iniciaron el pasado 8 de enero, cuando se tuvo conocimiento, por medio de una profesora, de la entrega de la menor para la celebración del matrimonio.

La profesora se comunicó con la Guardia Civil para informar de que una antigua alumna suya se había puesto en contacto a través de la aplicación ‘Messenger’, donde le explicaba que se encontraba en Sevilla y que había tenido que aceptar un matrimonio pactado por decisión de su madre.

 La menor volvió a intercambiar mensajes con la profesora, quien ya estaba en contacto con la unidad que investigaba los hechos para organizar la huida de la menor de la vivienda familiar de su marido, en la localidad de Villaverde del Río, según informa Efe.

La joven, de nacionalidad rumana, pudo salir de la casa entre las 04:00 y las 05:00 horas siendo recogida y trasladada a un centro de menores por agentes pertenecientes a policía judicial de la Guardia Civil, lugar en el que quedó amparada.

Tras la investigación preliminar y la exploración de la chica, se descubrió el forzoso enlace previsto en la ciudad de Zamora con el contrayente, un menor de la localidad de Villaverde.

Al escapar la menor, su madre, quien acordó el matrimonio, se desplazó desde Valladolid hasta Sevilla con el fin de localizarla y volver a entregarla a la familia política, siendo encontrada por los investigadores en la propia Villaverde del Río, donde se precedió a su detención y, posteriormente, a los progenitores del otro joven.