inclusivos Siempre cerca

Sociedad

Asesoría jurídica gratuita para los más vulnerables

La asociación Corazón y Manos promovida por empleados de Clece presenta un nuevo servicio para personas pertenecientes a colectivos desfavorecidos o con escasos recursos económicos

Corazón y Manos pone a disposición de colectivos vulnerables un servicio de asesoría jurídica gratuito

Pixabay

La atención a los colectivos más vulnerables forma parte de la filosofía corporativa de Clece. Y por eso la solidaridad y el compromiso social surge de manera espontánea entre sus trabajadores a través de proyectos desinteresados como Corazón y Manos. Esta asociación creada en 2017 por empleados de la compañía procura mejorar la calidad de vida y el desarrollo social de colectivos desfavorecidos, con especial atención a los empleados de Clece y sus familiares.

A través de voluntariado, iniciativas solidarias y donaciones particulares que se destinan íntegramente a los proyectos de la asociación, Corazón y Manos ha ayudado a más de 6.000 personas en sus algo más de tres años de existencia. Paliar situaciones de emergencia social, ayudar a mejorar la salud y el bienestar de las personas vulnerables e impulsar iniciativas y actividades educativas, de formación y reducción de la brecha digital son algunas de sus líneas de actuación.

La labor de Corazón y Manos ha sido especialmente importante durante la pandemia. Entre otras acciones, la asociación puso en marcha una campaña de recogida de alimentos. El resultado, 60.000 kilos de comida distribuidos entre más de 5.000 familias en situación precaria.

Asesoría jurídica gratuita

Desde octubre de 2020, gracias a un acuerdo con la Facultad de Derecho (ICADE) de la Universidad Pontificia de Comillas y la Universidad Villanueva, Corazón y Manos ofrece un servicio gratuito de asesoría jurídica para personas pertenecientes a colectivos vulnerables o con escasos recursos económicos.

Este nuevo servicio nace como respuesta a las necesidades de personas con dificultades para realizar trámites administrativos y legales esenciales. Son atendidas y aconsejadas sin coste alguno en toda clase de asuntos como reclamaciones, testamentos y herencias, tramitación de documentación, solicitudes administrativas, multas, fiscalidad, divorcios, menores, relaciones de pareja, compraventa de vivienda, alquileres, contratos y suministros, impuestos o deudas. 

En el proyecto de asesoría jurídica gratuita de Corazón y Manos participan estudiantes de Derecho que o bien están terminando el grado o están cursando un postgrado bajo la supervisión de un profesor titular. La asesoría ya está tramitando más de una treintena de casos y beneficiando directamente a más de 65 personas con escasos recursos económicos.

Dar respuesta a una necesidad

«Nuestra intención es firmar acuerdos con otras universidades que, además de ampliar el número de beneficiarios a los que atendemos, nos permita realizar esa atención presencial en las principales ciudades españolas», explica Ángel Álvarez, director de Corazón y Manos. «Venimos detectando un gran número de personas que presentan dificultades significativas para realizar trámites esenciales, y este servicio quiere dar respuesta a esa necesidad. Debido a la situación actual, el servicio se realiza de forma online, pero, en cuanto sea posible se recuperará la prestación del servicio también de forma presencial».

La labor de respaldo y apoyo a colectivos desfavorecidos y en riesgo de exclusión se integra activamente en la política que desarrolla Clece para favorecer la inserción laboral de colectivos vulnerables, en riesgo de exclusión social, con diversidad funcional o mujeres víctimas de violencia de género. Un caso paradigmático es el de Okechukwu Anaso. Entró a trabajar en Clece gracias al programa de integración laboral de la compañía. Y gracias al apoyo de Corazón y Manos pudo traer a su familia a España.

Corazón y Manos es una asociación sin ánimo de lucro que depende de la solidaridad de sus voluntarios y colaboradores. Cualquiera puede formar parte de este proyecto en calidad de socio protector o socio colaborador, o contribuir puntualmente realizando un donativo.

Te puede interesar