Sucesos

Detenido un falso técnico del gas por el brutal asalto a un anciano en Málaga

El cuidador del hombre dio la voz de alerta tras encontrarle en el suelo del rellano de la planta de su vivienda con múltiples lesiones

Detenido un falso técnico del gas por el brutal asalto a un anciano en Málaga

EP/Policía Nacional

Un hombre de 33 años que fingía ser técnico del gas ha sido detenido por la Policía en Málaga por el asalto a un octogenario que recibió una brutal paliza al no dejarle entrar en casa. La agresión ocurrió el pasado 23 de noviembre cuando el anciano fue abordado al salir de su vivienda y sufrió en el ataque la pérdida de dos piezas dentales, la fractura de tres costillas, heridas en nariz y la sien, por las que tuvo que ser ingresado en un hospital, según ha informado este martes la Policía en un comunicado.

El cuidador del hombre dio la voz de alerta tras encontrarle en el suelo del rellano de la planta de su vivienda en Málaga con múltiples lesiones. Según las pesquisas policiales, la víctima, que vive sola, recibió antes de la agresión la inesperada visita de un hombre que manifestó ser técnico del gas y a quien le explicó que no tenía servicio de gas contratado y que, por tanto, no le facilitaba el acceso.

Las joyas robadas habrían sido vendidas

Al cabo de un tiempo prudente de la visita, el octogenario salió de la vivienda, y fue sorprendido en el rellano de la planta por una persona que le propinó una «brutal» paliza. En el asalto, el presunto agresor, de nacionalidad española, le arrancó del cuello una cadena con unas medallas de oro y le robó además un maletín con diversos efectos.

Los agentes averiguaron que las joyas robadas al anciano habían sido vendidas en establecimientos de compraventa de oro de la capital malagueña y establecieron un dispositivo que finalizó con la detención del presunto agresor -que había obtenido unos 600 euros en la venta- y su compinche, de 49 años.

Este segundo detenido, de nacionalidad española, es un antiguo vecino de la víctima, que habría facilitado al agresor información sobre sus circunstancias personales, además de facilitarle la huida en un vehículo. Ambos investigados tienen numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio y el presunto agresor, también por delitos contra las personas.

Comentar ()