La Guardia Civil investiga un posible caso de abuso sexual cometido por un concursante de Gran Hermano Revolution contra una de sus compañeras en el programa de Telecinco, al parecer ocurrido bajo los efectos del alcohol.

Según han confirmado hoy a Efe fuentes de la Guardia Civil, un responsable del programa presentó una denuncia en las dependencias del instituto armado en Colmenar Viejo (Madrid), después de visionar las cámaras repartidas por toda la casa de Guadalix de la Sierra y comprobar que, tras una fiesta en la que se bebió alcohol, dos concursantes pudieron haber mantenido una relación sexual no consentida.

Hasta el momento la presunta víctima no ha interpuesto ninguna denuncia. «La Dirección de ‘Gran Hermano’ ha decidido expulsar del programa a José María por lo que considera una conducta intolerable. Asimismo, ha considerado oportuno que Carlota deje la casa. La organización puntualiza que el único expulsado es José María. En cuanto a Carlota, siguiendo las directrices del equipo de psicólogos, se le ha aconsejado que en estos momentos permanezca fuera de la casa. La puerta está abierta para ella, de manera que el jueves podría reincorporarse al concurso».