Comunicación | Tendencias

El ex ministro Huerta convierte su regreso a TVE en una exaltación de victimismo

"Me han llamado de todo", dice Máximo Huerta en su regreso a televisión, convertido en una entrevista en la que ha cargado contra sus compañeros de profesión por el trato que recibió hace un año.

logo
El ex ministro Huerta convierte su regreso a TVE en una exaltación de victimismo
El ex ministro Máximo Huerta, en su regreso a TVE con 'A partir de hoy'.

El ex ministro Máximo Huerta, en su regreso a TVE con 'A partir de hoy'. TVE

Resumen:

El ex ministro de Cultura y Deporte, Máximo Huerta, ha regresado este lunes a Televisión Española con ‘A partir de hoy’, el espacio que dirigirá a diario en el mediodía de La 1. El formato será un magacín veraniego con actualidad, ligero y con el foco puesto en los colaboradores, aunque en su primera emisión se ha convertido en algo muy diferente: un ejercicio de autojustificación por parte del periodista, que se ha sometido a una entrevista personal para justificar su vuelta a la televisión con un tono de victimismo poco disimulado: «Durante el último año me han llamado de todo: el de la tele, el de Ana Rosa, el breve…», ha dicho en el arranque del programa.

Huerta, que ha asegurado recuperar la ‘o’ de Máximo en su nombre como homenaje a su padre, se ha sometido posteriormente a una entrevista personal por parte de sus colaboradores, entre los que se encontraban Roberto Leal, María Gómez o Ana García-Siñeriz, que le han interrogado por cómo vivió esa semana en el Gobierno, su salida y su situación personal desde entonces.

«Han sido tiempos convulsos», ha asegurado el presentador, que sin embargo ha celebrado lo «bonito» que es volver a la televisión. En una línea que ya ha defendido en varias entrevistas, Huerta ha usado su programa para cargar contra los periodistas que, en su opinión, se cebaron con el caso que acabó en su dimisión como ministro de Cultura y Deporte por su pasado televisivo.

El ex ministro también ha asegurado que sufrió con todas las circunstancias que rodearon a la dimisión, producida tras conocerse que durante varios años había utilizado una sociedad para tributar por sus ingresos en televisión, aunque lo pasó especialmente mal «por su madre». También ha achacado a su personalidad el dolor de los días posteriores: «Yo lo pasé peor porque soy muy emocional».

Durante buena parte de la emisión, el programa se ha convertido en un monográfico sobre Huerta y sus circunstancias personales. «Sería una tontería que no le preguntáramos por EL TEMA», ha escrito la productora en las redes sociales de ‘A partir de hoy’. «¿Van a disimular que ha sido lo que ha sido, que ha sido ministro? No, aquí no se disimula. Al contrario, si queréis preguntar y romper el hielo, incluso lo agradezco», ha dicho el presentador, antes de someterse a la ronda de preguntas de los colaboradores.

He aprendido más de periodismo que de política’, ha dicho de su paso por el ministerio para criticar el doble rasero de la profesión

La primera ha sido García-Siñeriz, que aunque ha dicho «ya conocer la respuesta», ha pedido a Huerta que aclarase por qué no informó a Pedro Sánchez de su pasado judicial cuando fue propuesto para el cargo de ministro. «Como la vida va avanzando y ya estaba pagado y amortizado hace tanto tiempo, era como una herida cicatrizada que formaba parte de mi pasado», ha argumentado Huerta, que ha vuelto a insistir en que era una práctica común en el mundo de la televisión. «No lo confiesas, o no lo dices, porque ya estaba resuelto», ha sentenciado.

«He aprendido más de periodismo que de política», ha dicho después, preguntado si sintió un trato injusto por parte de sus compañeros de profesión. «En la política uno está acostumbrado ya a las diferentes varas de medir, pero en el periodismo son más ingratas», ha defendido, de nuevo incidiendo en que su pasado televisivo obró en su contra durante su paso por el Consejo de Ministros.

Huerta regresa a TVE en mitad de una importante crisis de audiencia de la televisión pública, que cerró el mes de junio con la peor cuota de pantalla de su historia (8,7%) y ha arrancado julio incluso más bajo, con un 8,3% tras los primeros siete días. A partir de hoy llega a la franja del mediodía para competir con programas ya muy asentados en la parrilla, como Al Rojo Vivo, El Programa del Verano de Telecinco y el tramo final de Espejo Público.