Cine

Pérez-Reverte elogia la adaptación de 'La piel del tambor': "Un autor debe cobrar la novela y retirarse"

Photocall "La piel del tambor"

Los protagonistas durante la presentación de la película "La piel del tambor", junto a Pérez-Reverte, autor de su novela.

La piel del tambor, una de las novelas más famosas de Arturo Pérez-Reverte, ha dado el salto al cine, y según el escritor, «es una gran película». De hecho, la considera una de las «mejores» adaptaciones que se han hecho de uno de sus textos, a pesar de no haber participado en su adaptación. Pérez-Reverte considera que «un autor debe cobrar la novela y retirarse».

Los personajes, dice, son los suyos: «Es mi padre Quart, es mi Macarena, es mi Sevilla». Y ha aclarado que la satisfacción de un novelista supone «la prueba del algodón» de cara a la calidad de la adaptación.

De entre todo el elenco, el autor ha destacado la labor del protagonista, Richard Armitage, que interpreta al padre Quart. «Richard está formidable, es mi cura: alto, guapo, duro», ha afirmado Pérez-Reverte.

Ambientada en la Sevilla actual, la película recrea la novela en la que, tras la filtración de un hacker al papa, el sacerdote del Instituto Vaticano Lorenzo Quart ha de resolver los asesinatos sucedidos en una iglesia de Sevilla que va a ser derruida. En la investigación se encontrará con Macarena Bruner (Amaia Salamanca), aristócrata sevillana que le desvelará parte del entramado. Por ello, Pérez-Reverte ha hecho hincapié en el valor que tiene la película como «un spot publicitario extraordinario de Sevilla».

La cinta, a pesar de haber sido rodada con un reparto internacional y con mayoría de intérpretes castellanoparlantes, ha sido filmada en inglés. La decisión la tomó Sergio Dow, director del filme, que lo considera como una muestra de que «actores que hablan en español de la más alta categoría pueden actuar hoy en cualquier idioma».

«Puede que a nosotros nos parezca raro porque estamos en España, pero creo que eso son un poco las trabas que nos ponemos nosotros mismos en realidad», ha afirmado Salamanca, quien ha coincidido con la visión del director y se ha preguntado «por qué no vamos a poder rodar en inglés y enseñar esto de una manera más internacional a todo el mundo».

Asimismo, la actriz ha reconocido que en las escenas en las que discutía con Rodolfo Sancho (quien encarna a Pencho Gavira, exmarido de Macarena y villano de la historia) se le hacía algo más complicado porque «los españoles discutimos de una manera algo más pasional», algo que solucionó desmontando prejuicios en los ensayos.

A pesar de permanecer en todo momento muy cercano al argumento de la novela, Alicia Borrachero (quien interpreta a una monja restauradora de la iglesia), ha recalcado la libertad que el director les ha otorgado, «no para dejarte solo», sino «para dejarte volar» y «tener la vista abierta para encontrarse con cosas que él no imaginaba», algo que el propio director ha reconocido: «No solamente favorezco, sino que estimulo la participación de todos», ha afirmado.

El motivo principal para su realización en inglés fue el posible hueco que encontraría en las plataformas de todo el mundo, tanto en la distribución internacional como en la del mundo hispanoparlante.

Así lo han reconocido Armitage y Pérez-Reverte, a lo que Dow ha añadido que «ojalá llegue tan lejos como se pueda». «Creo que es una película que va a tener, espero, larga vida (…) Creo que no va a perder vigencia rápidamente», ha puntualizado.

Te puede interesar

Comentar ()