Mentiras, bulos y desinformación interesada, así se ha titulado la mesa redonda que El Independiente ha organizado con la colaboración de la Fundación Cajasol en Sevilla y cuya intención ha sido analizar el fenómeno de las ya conocidísimas fake news. Con la presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, Victoria Prego, como moderadora y con Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, presidiendo, la mesa redonda ha contado con relevantes nombres del mundo de la comunicación: Casimiro García-Abadillo, director de este periódico; Álvaro Ibarra, director del ABC de Sevilla, y Manuel Prieto, delegado en Andalucía de A3.

Pulido ha querido centrar el interés de esta mesa redonda en la consecuencia que estas “noticias faltas” tienen sobre la población e incluso sobre la democracia. “Esta cuestión no solo afecta a los derechos vinculados a la libertad de información, sino que las noticias falsas constituyen un auténtico peligro para la fiabilidad y confianza en elementos tan sustanciales de nuestro sistema democrático como son los procesos electorales”, ha asegurado ante el auditorio.


Momentos de la mesa redonda organizada por El Independiente con la colaboración de Fundación Cajasol | Vídeo: G. M. Piantadosi

La potencia de las noticias falsas

Por su parte, Casimiro García-Abadillo ha afirmado que esta es una amenaza para la ciudadanía. “La dificultad que tiene el público de discernir entre una noticia verdadera o falsa,  la necesidad de apelar a los medios que refuerzan la opinión propia porque se cree lo que se quiere creer,  y la eficacia y rentabilidad de las noticias falsas dan como resultado el éxito en la propagación de la mentira”, ha sentenciado en esta mesa y ha añadido que “las noticias falsas no son tan nuevas; lo novedoso es que la mentira se haya convertido en un arma de persuasión o en un negocio. Se persigue siempre un interés”.

Además, el director de El Independiente, tras dar ejemplos de noticias falsas como las que se propagaron con motivo del supuesto apoyo del papa Francisco a Trump o citar el vídeo de Cambridge Analtyca donde ofrecía la fabricación de noticias falsas sobre el Brexit, ha afirmado que el público debe reconocer el hecho sobre la opinión y saber quién avala la información. “Debemos saber que en las Predicciones Tecnológicas de la Consultora Gartner se afirma que, en 2022, dos tercios de los ciudadanos consumirán la información por las redes sociales”.

Aquí, a esto, siempre se le ha llamado trola

Manuel Prieto, delegado en Andalucía de A-3 Media, incide sobre el terminología “aquí, a esto, siempre se le ha llamado trola”. Tras comentar varios ejemplos históricos basados en grandes bulos que tuvieron sus consecuencias políticas o económicas, apuntó las claves del éxito de las fake news: la probabilidad de que pase, la sofisticación de la presentación, el anonimato de la noticia, la magnitud nacional o supranacional de las consecuencias y, por último, la persuasión de la gente.

“Las noticias falsas han venido para quedarse y las consecuencias no solo las va a sufrir el periodismo, van directamente a las sociedades”, ha añadido Prieto. “El periodismo funciona con normas, con reglas; las fake no, y no se deben autorregular, deben ajustarse a las leyes”.

Por último, Álvaro Ibarra ha apuntado que en esa proliferación de noticias falsas concurre también la urgencia del público de conocer cualquier cosa rápidamente que quita a los profesionales de los medios tiempo para hacer una buena información. “La propia sociedad debería tener conciencia de la necesidad de contar con buenos profesionales como intermediarios”, ha sentenciado.